Menú

El caso Zaplana aviva la tensión entre Rajoy y Aznar: "Nos estamos comiendo su mierda"

Santamaría recuerda que Zaplana fue apartado de la dirección en el 2008, en el convulso Congreso de Valencia. "Pertenece al pasado", dice Maillo.

0
El caso Zaplana aviva la tensión entre Rajoy y Aznar: "Nos estamos comiendo su mierda"
Santamaría se encuentra con las diputadas de ERC Jordá y Capella a su llegada al Congreso. | EFE.

La detención de Eduardo Zaplana reactivó las luchas internas en el PP. Cargos próximos a Mariano Rajoy no dudaron en situar a José María Aznar en el epicentro de la corrupción que ahora les está tocando a ellos gestionar. "Nos estamos comiendo su mierda", estalló un miembro de la dirección nacional. "Siempre que les va mal, el problema es de Aznar", replicaron desde el entorno del expresidente. Desde la Fundación FAES optaron por guardar silencio.

La relación entre el PP y el que fuera su presidente es cada vez peor. No existe interlocución entre Rajoy y Aznar. "Además de que se pasa la vida criticándonos, encima tenemos que tragarnos la corrupción que ocurrió durante su época", afirmó un diputado popular en los pasillos del Congreso. El entorno del jefe del Gobierno no dudó en señalarle a micrófono cerrado. "Él nombró a Zaplana presidente en la Comunidad Valenciana y él le hizo ministro", en palabras de un miembro de la cúpula. Y añadió: "Pero somos nosotros los que estamos dando la cara por la corrupción de su etapa, aguantando y tragando".

En la bancada popular circuló una fotografía de 2002 de Aznar con sus ministros, algunos de ellos afectados por casos de corrupción. "Que dé la cara, que responda a los medios de comunicación", le emplazaron desde Génova. Mismo recado le llegó desde Moncloa: "Lo que está apareciendo es del pasado, Rajoy no era el que mandaba".

Públicamente, Soraya Sáenz de Santamaría recordó que el relevo llegó en el 2008, en el convulso Congreso de Valencia. Entonces ella se hizo con las riendas del grupo popular en el Congreso, hasta entonces en manos de Zaplana. "Ha dejado de tener hace muchísimos años cualquier responsabilidad en nuestro partido", destacó la vicepresidenta.

"Zaplana pertenece al pasado, un pasado de hace más de diez años y por el que tiene que responder individualmente", insistió Fernando Martínez-Maillo, el coordinador general del PP. Y, siempre en privado, desde Génova se siguió sacando a colación el nombre de Aznar, también para vincularle con Ciudadanos. "Zaplana y especialmente él llevan tiempo coqueteando con Rivera", aseguraron desde la dirección. Se filtraron fotografías del político valenciano con el líder naranja y se recordó que el expresidente le invitó al Instituto Atlántico, lo que escoció especialmente al PP.

Oficialmente, FAES optó por el silencio y no aclaró cuándo Aznar reaparecerá públicamente. Si bien, algunas fuentes sugirieron el enfado del expresidente con el partido que en su día dirigió y del que ya únicamente es afiliado raso. "Cuando gobernaba sólo le estalló el caso Naseiro y actuó con firmeza y rapidez", afirmaron desde su equipo. Un político que se declara aznarista recordó: "Ahora Rajoy quiere borrar que estuvo ahí y que hizo a Zaplana portavoz". "Lo más fácil es culpar a Aznar de todos los males", remató.

Una vez concluida la votación de los Presupuestos, el presidente se pronunció por primera vez públicamente sobre el arresto de quien en su día fue su amigo, aunque ahora se intente ocultar. Reconoció que es una noticia que "no" le ha gustado pero que no se atreve a "emitir juicios" sin tener "datos, pruebas, argumentos, ni razones". Se mostró cauto. "Esperemos a ver qué es lo que dice la Justicia y el propio Zaplana y podremos tener una visión más ajustada de la realidad", razonó. Le preguntaron si Aznar debe dar explicaciones, pero evitó el choque público con su antecesor.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation