Menú

Las posibles maniobras de Santamaría y Cospedal turban al PP

Feijóo mantiene la incógnita. Génova aspira a un candidato que genere “ilusión” y que no se vea tocado por las sentencias que faltan sobre corrupción.

0
Santamaría reaparece, pero sigue guardando silencio. | EFE.

El PP reclama unidad. Barones y altos cargos no quieren llegar al Congreso Extraordinario de julio con varios candidatos en un contexto de abierta beligerancia. Esperan que, antes de que eso ocurra, el líder más fuerte aglutine en su lista a sus contrincantes. A día de hoy, Alberto Núñez Feijóo sigue liderando las quinielas internas, en las que se cuelan Ana Pastor o Íñigo de la Serna. Pero hay algo en lo que coinciden los cargos consultados por este diario: la batalla soterrada entre Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal puede convulsionarlo todo, hacer que el partido se resquebraje.

Públicamente, nadie moverá ficha hasta la celebración de la Junta Directiva Nacional, que se celebrará el lunes y que pondrá fecha al cónclave. Por segundo día consecutivo, Feijóo pidió tiempo y no desveló sus cartas. "Lo que sobra en España en este momento es ansiedad; lo que necesitamos es sosiego. Sosiego para pensar, sosiego para reflexionar y sosiego para acertar", afirmó al término de su reunión semanal de su Gobierno. Insistió ante la batería de preguntas de los informadores: "Tomaré la decisión y hablaré cuando se convoque el congreso". "No tengo ninguna ansiedad. Intento ser coherente y ser una persona responsable. No le oculto que no es fácil, pero voy a intentarlo", remató.

Santamaría reapareció públicamente, para participar en el traspaso de carteras, pero siguió guardando silencio. Ninguna pista sobre su futuro político, aunque empezó a tantear a algunos barones poco después de conocer que Rajoy iba a anunciar su adiós, tal y como avanzó este diario. Cospedal, que el miércoles no se descartó, también hizo lo propio en Defensa, aunque tampoco atendió a los medios de comunicación.

En el partido están en alerta ante los movimientos de ambas, que recibieron el agradecimiento expreso de Mariano Rajoy en su discurso de despedida. Prácticamente todos en el PP citan a Santamaría y a Cospedal en sus cábalas sobre qué puede ocurrir en los próximos días. "De ellas depende que esto estalle por los aires, que vayamos a una guerra total", según un líder regional. Está muy extendida la tesis de que Cospedal hará todo lo posible para que Santamaría no tenga opciones, y viceversa. Ya sea para la presidencia del partido, o de cara a otro puesto de responsabilidad.

En las últimas horas, Fernando Martínez-Maillo, Rafael Hernando o Juan Vicente Herrera abogaron por una candidatura única. En caso contrario, los barones tendrían que posicionarse entre las distintas opciones, y estallaría la tensión. Según los estatutos, con 100 avales cualquier afiliado puede presentarse en un sistema de doble vuelta. Primero votarían los afiliados y después los compromisarios. "Si Feijóo da el paso, tratará de hacer los equilibrios necesarios para que Soraya y Cospedal queden contentas. En caso contrario, cualquiera de las dos podría presentarse y poner al partido en un brete", según la explicación de un diputado popular.

Este jueves, Rafael Hernando fue el único en comparecer ante los medios de comunicación. "El PP necesita a todo el mundo, caben todos", aseguró al término de la Junta de Portavoces. "Unidad", repitió una y otra vez, y rechazó entrar en un debate de "nombres". A su juicio, tanto Feijóo como Santamaría están "extraordinariamente capacitados" para liderar la formación, pero hay otras opciones. Sobre su futuro en el grupo parlamentario, dio a entender que le gustaría seguir siendo portavoz en la nueva etapa que se abre. "Yo soy un tío fuerte", destacó, y auguró una oposición dura contra Sánchez.

En lo que coinciden las fuentes consultadas es que Rajoy mantendrá la neutralidad, que no señalará a nadie de aquí al congreso. Ese también será el papel de la dirección nacional. Según uno de sus integrantes, lo importantes que el político que dé el paso cumpla una serie de requisitos. "Que genere ilusión y que, cuando haya nuevas sentencias sobre corrupción, pueda hacer de comentarista porque no le afecte, como Pedro Sánchez con los ERE", razonó. Además, continuó, que aprenda de los errores. "Que sepa comunicar, con un nuevo estilo, y que Génova esté conectada con los grupos parlamentarios y las estructuras", subrayó. "¿Tapados? Lo importante es que, quien sea, pueda abrir una nueva etapa sin mochila", en palabras de otro miembro de la cúpula.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation