Menú

Operación de los afines a Santamaría para frenar el debate con Casado

La tensión entre los equipos de los candidatos va a más. Maillo se muestra contrario al cara a cara entre Casado y Santamaría.

0
Operación de los afines a Santamaría para frenar el debate con Casado
Maillo con Casado en una imagen de esta campaña. | EFE.

Mucho tendrían que cambiar las cosas para que finalmente se celebre un cara a cara entre los dos aspirantes a presidir el PP. La comisión organizadora del congreso tomó nota de la petición de Pablo Casado, pero no decidió nada al respecto. Y el equipo de Soraya Sáenz de Santamaría enfrió las expectativas, asegurando que el partido necesita "unidad" y no un debate de ideas. "Pablo está demostrando una enorme falta de experiencia a la hora de gestionar esta segunda fase", aseguraron, al tiempo que aumentaron las presiones tanto en público como en privado para forzar una candidatura de consenso.

Aunque a regañadientes, Santamaría siguió sin rechazar expresamente el debate. Pero sus afines pusieron en marcha toda la maquinaria para impedirlo. Empezaron algunos barones territoriales, afirmando que el envite sólo provocará "más división" interna y "munición" para sus adversarios políticos. "Yo sinceramente no veo necesario el debate, la organización del partido no lo ve necesario", declaró Fernando Martínez-Maillo, inclinando claramente la balanza. "No lo habrá, y punto", llegaron a augurar fuentes de la dirección nacional.

La candidatura de Santamaría se acogió a "esas voces que no están de acuerdo" con el cara a cara para mostrar sus reservas. "La preocupación de Soraya sobre el debate es prácticamente cero" pero "no podemos hacer algo en contra del PP", afirmaron las fuentes consultadas. Y se negaron a confrontar modelos, como solicitó Casado por escrito a la COC. "Quienes piden un debate de ideas no tienen ni idea de qué va este congreso", zanjaron, no sin recordar que en el cónclave extraordinario del 20 y 21 no habrá ponencias y los estatutos seguirán siendo los mismos.

En el equipo de Casado se indignaron y enfatizaron que la clave está en que los compromisarios puedan comparar los proyectos de ambos candidatos. "No hay que confrontar personalismos, hay que confrontar modelos", defendió Andrea Levy en La Sexta, y llamó a dar la batalla de las ideas. "Yo no sé cuál es la ideología de Santamaría", añadió Esperanza Aguirre, aunque la expresidenta no forma parte de la candidatura. "Pero si Maillo dice que no habrá debate, seguramente no lo habrá", auguraron las fuentes consultadas, poniendo en duda la neutralidad del coordinador general. Ambas partes acatarán la resolución que tome la COC, previsiblemente a finales de semana.

Hernando y Maillo piden unidad

Mientras, las presiones para que Casado ceda y negocie con Santamaría continuaron. Ambos podrían reunirse en los próximos días a petición de la exvicepresidenta, que también quiere hablar cara a cara con María Dolores de Cospedal. "Unidad", reclamó Maillo. Le siguió Rafael Hernando, que ya en su día apostó por un "liderazgo femenino". "Que formen un equipo y lleguen a un acuerdo", en palabras del portavoz popular.

"Creo que la mayoría de afiliados queremos un acuerdo y una lista única, pero vamos a darles ese tiempo para que hablen, negocien y hagan lo que crean procedente", afirmó Ángel Garrido, que por segundo día consecutivo asumió el discurso de Santamaría. Un extremo que provocó el disgusto de la parte del Comité de Dirección del PP de Madrid más próximo a Casado. El presidente regional estará este martes con el candidato en un acto en defensa de la libertad en Venezuela.

También fue a más la batalla por los compromisarios. Tras un fin de semana intenso de llamadas, la candidatura de Santamaría dijo públicamente que ganarán con holgura. "Sabemos quienes son los delegados y tenemos un cálculo claro (…) en algunos sitios donde se votó a Cospedal ahora nos apoyarán a nosotros", argumentaron. "Ganaremos a Pablo con más que claridad", proclamaron. "Mentira", contestaron desde el otro bando, convencidos de que es posible la victoria. "Hay que cambiar la vieja política antes de que se lleve todo por delante", sentenciaron desde el entorno de Casado.

Por otro lado, en nombre de Santamaría, José Luis Ayllón mostró su "respaldo total y absoluto" a Casado ante las amenazas y abucheos que sufrió por parte de un grupo de radicales en Pamplona.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation