Menú

Recta final en la campaña del PP: "A Zapatero no le gusta Casado, nada más que añadir"

Santamaría resta importancia a la fotografía de su rival con Cospedal: "Las cuentas de la vieja no funcionan".

0
Feijóo, este lunes con Santamaría, sigue manteniéndose neutral. | EFE.

Los nervios se disparan en la recta final de la campaña del PP. Ambas candidaturas dicen tener los apoyos necesarios para ganar el congreso. Tras el apoyo expreso de María Dolores de Cospedal, en el equipo de Pablo Casado se reafirmaron en que cuentan con el sí de más de 2.000 delegados. "La gente de Cospedal está vendiendo a los de Casado muchos más compromisarios de los que realmente tienen", se revolvieron desde el entorno de Soraya Sáenz de Santamaría. "Las cuentas de la vieja no funcionan", zanjó la propia candidata, que este lunes se hizo la foto con Alberto Núñez Feijóo, que siguió optando por la neutralidad.

Una de las grandes incógnitas es si el líder gallego acabará decantándose públicamente por uno de los dos aspirantes. Si bien, aunque no lo haga, en el PP dan prácticamente por descontado que la gran mayoría de sus compromisarios votará a Casado. "Tres cuartas partas" de sus 279 delegados, el 10,2% del total. "No os equivoquéis, la relación con Soraya no es buena", deslizaron desde la estructura regional. Este martes, Feijóo será recibido por Pedro Sánchez en el palacio de la Moncloa y después comparecerá ante los medios de comunicación, aunque en principio no dirá nada sobre el proceso interno de la formación.

Los cálculos de Casado son los siguientes: ha logrado el respaldo de todos los candidatos que no superaron la primera vuelta, lo que supone –contando también sus apoyos– el 70% de los votos de los afiliados. "La correlación no es homogénea" pero "muy mal se nos tendrían que dar las votaciones de los compromisarios para que no ganemos", según las fuentes consultadas. Revisado el número de apoyos telefónicos, insistieron al más alto nivel: "Estamos por encima de los 2.000 compromisarios" aunque "siempre hay indecisos y mentirosos". A última hora de la tarde, le llegó un nuevo apoyo, el del presidente de Murcia, Fernando López Miras .

"Las cuentas de la vieja", según Santamaría, que restó importancia a la foto de Casado con la secretaria general. La exvicepresidenta exhibió otros apoyos. Marimar Blanco aseguró que "el mejor homenaje que podemos hacer" a Mariano Rajoy es llegar al congreso "con una candidatura de integración liderada" por ella. Pío García-Escudero también pidió unidad y José Antonio Monago, próximo a Cospedal, se acercó a sus tesis. "Si fuéramos a un proceso acordado de aquí al final de semana, mejor, porque a la gente le cuesta decidir entre compañeros, que, además, los ve muy próximos", afirmó el líder del PP en Extremadura, que habló de "daños colaterales".

Para cargos próximos a Casado, a Santamaría "se le olvidó dar las gracias" a José Luis Rodríguez Zapatero por su respaldo. "A Zapatero no le gusta Casado, nada más que añadir", destacó Isabel Díaz Ayuso, del equipo del candidato. "No hay más preguntas, señoría", escribió Pércival Manglano en las redes sociales.

Otro expresidente, José María Aznar, dejó entrever de forma más clara que nunca que su favorito es Casado. "Si se hace lo mismo, no pueden esperarse resultados distintos", afirmó a través de FAES. "La diferencia entre Santamaría y Casado es suficientemente estrecha como para no tenerse por concluyente", añadió, para rematar que este proceso es "la mejor oportunidad" que el PP ha tenido en mucho tiempo para "recuperar el interés de su base social".

Ana Pastor, presidenta del congreso

Por su parte, la comisión organizadora del congreso reclamó que el proceso "siga siendo ejemplar" después de censurar el vídeo contra la candidatura de Santamaría que, según Luis de Grandes, "hace mucho daño al PP". En la reunión que el órgano mantuvo este lunes, el portavoz de la exvicepresidenta pidió que se investigase la autoría y se depurasen responsabilidades, mientras que el de Casado rechazó una vez más que tenga nada que ver. "Equilibrio", insistió De Grandes, que no tomó ninguna medida.

Además, la COC confirmó que no habrá cara a cara entre los candidatos. Casado solicitó formalmente el debate pero Santamaría siempre puso pegas y se amparó en que un sector del PP lo veía muy mala idea. "Yo, sinceramente, no lo veo, la dirección del partido no lo ve necesario", declaró públicamente Fernando Martínez-Maillo, el coordinador general. "No queremos que se descuarticen", llegaron a decir en Génova. Ana Pastor será la presidenta del congreso que se celebrará el próximo fin de semana.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation