Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Casado exhibe un aluvión final de apoyos y Santamaría dice que está escorado a la derecha

Batalla final en el PP. La candidatura de Casado asegura que ganará por más del 70% de los votos y la de Santamaría replica que superará el 60%.

0
Casado, rodeado de exministros de Rajoy que apoyan su candidatura | David Mudarra.

En el PP contienen la respiración. Llegó el día, este viernes empieza el congreso extraordinario que elegirá al sucesor de Mariano Rajoy, que romperá su silencio después de que en privado se haya puesto en duda su neutralidad. El último día de campaña estuvo marcado por una nueva guerra de cifras y fotografías. Pablo Casado pareció tomar ventaja, alentado por el aluvión de apoyos de exministros y barones territoriales, y desde su equipo se llegó a deslizar que Soraya Sáenz de Santamaría podría hacerse a un lado en el último momento, extremo que su candidatura desmintió. Ambos auguraron su victoria en las votaciones del próximo sábado.

La candidatura de Casado hizo una última proyección de resultados tras sondear a los delegados. Votarán 3.082, siendo Andalucía (519), Comunidad Valenciana (378), Castilla y León (344) y Galicia (324) las regiones que más compromisarios aportan. Y auguraron su victoria por un 71% de los votos frente a un 25% para Santamaría y un 7% de indecisos. Con estas cifras ya en las redacciones, José Luis Ayllón se apresuró a afirmar a través de las redes sociales que la exvicepresidenta será la ganadora. "Ya estamos en el 63% y subiendo", aseguró su jefe de campaña.

Casado exhibió un número de apoyos muy destacado. Durante todo el día, su equipo fue informando de los cargos que se fueron sumando a su proyecto. José Antonio Monago, presidente del PP en Extremadura, o Xavier García Albiol, el de Cataluña, dejaron a un lado la neutralidad para anunciar que votarán al diputado por Ávila. El goteo de respaldos fue incesante en Madrid, Aragón o en Galicia, donde Alberto Núñez Feijóo siguió sin postularse pero sí lo hizo Alfonso Rueda, su número dos, que dijo que votará a Casado.

Y llegó el momento culmen. El candidato logró el respaldo de todos los ministros de la época Rajoy contrarios a Santamaría. Encabezados por María Dolores de Cospedal, se fueron a comer con él a un conocido restaurante de la capital y después firmaron un manifiesto. Reapareció el defenestrado José Manuel Soria, hoy influyente compromisario del PP de Canarias. "Esta candidatura presenta un proyecto político ilusionante en defensa de la democracia, la libertad y la unidad de España", destacaron por escrito, no sin declararse "orgullosos de nuestro partido y nuestros gobiernos".

Además de Cospedal y Soria, se hicieron la foto con Casado José Manuel García-Margallo, Isabel García Tejerina, Rafael Catalá, Dolors Montserrat y Juan Ignacio Zoido. Jorge Fernández no estuvo en el Jai Alai por razones familiares pero también rubricó el documento de respaldo. "Somos Fuenteovejuna, todos a una con el candidato", destacó Margallo en declaraciones a los periodistas. Según algunas fuentes del PP, Rajoy, molesto por las críticas a su gestión de Casado, intentó impedir el encuentro, aunque Casado e

Santamaría se revolvió, y respondió con otra fotografía con su equipo comiendo pizza en una sala de reuniones de Génova13. Álvaro Nadal, Fátima Báñez, Íñigo de la Serna y Alfonso Alonso, también ministros de Rajoy, aparecen en la instantánea, en la que también se puede ver a Javier Arenas junto a destacados del PP andaluz como Antonio Sanz y Elías Bendodo. La candidata también sacó pecho de apoyos públicos, como el de Miguel Santalices, presidente del Parlamento gallego, pero fueron bastantes menos que los de su rival. "Eso es porque ya los tuvimos al inicio del proceso", aseguraron desde su equipo.

"Las elecciones se ganan ocupando el centro del tablero, ocupando todo el centro derecha y no dirigiendo el partido a una esquina", destacó Santamaría, sugiriendo que Casado está escorado a la derecha. E insistió una vez más en que es la candidata de los afiliados, y también quien antes puede recuperar el palacio de la Moncloa. "Soy una persona realista y el realismo me lleva al optimismo", sentenció en el cierre de campaña.

"Hemos despertado la ilusión", proclamó, en paralelo, Casado. "Hemos sido los únicos que hemos hablado de ideas", destacó, toda vez Santamaría ha optado por otro tipo de estrategia y se negó a un cara a cara. "Este congreso nos va a salir muy bien", dijo rodeado por los suyos, y se comprometió a integrar a su rival en caso de ganar las primarias. Ninguno de los dos avanzó el nombre de su hipotético secretario general.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios