Menú

El 'capitán' Artur Mas huye de un 'escrache' marítimo en aguas de Menorca

Manejaba una lancha deportiva de doce metros de eslora sin pabellón español a pesar de que es obligatorio.

(Barcelona)
0

El expresidente de la Generalidad Artur Mas es un consumado navegante de bajura que se jacta de larga tradición familiar marinera. Sin ir más lejos, uno de sus tatarabuelos, Joan Mas, fue un conocido traficante de esclavos. Dados sus antecedentes, a Mas le gusta agarrar el timón de una embarcación deportiva de doce metros de eslora siempre que está en Menorca, donde tiene casa y acostumbra a pasar las vacaciones de verano.

La salida en la lancha el pasado jueves fue, sin embargo, un tanto accidentada. Mas había echado el ancla cerca del faro de Favaritx, en una cala donde se dan cita decenas de embarcaciones recreativas, cuando un grupo de personas reconoció al expresidente. Una de ellas se acercó en una lancha de goma a la embarcación de Mas y le afeó que no llevara la bandera española, tal como marcan las ordenanzas marítimas. Desde otros barcos comenzaron a lanzar gritos contra Mas. Le llamaban "ladrón" y "cobarde", daban vivas a España y también se oyó algún que otro "arriba España". Ante la pitada, los gritos e insultos, el "capitán" Mas decidió levar ancla y abandonar el escenario en medio de tremendos abucheos.

Bronca en la costa

El ciudadano que se acercó en bote a la lancha de Mas ha asegurado en el medio Dolça Catalunya que "le advertí de viva voz de que en aguas españolas debía llevar la enseña nacional. Acto seguido y en catalán, le he dicho todo lo que me ha parecido referente a mis sentimientos como catalán. Se han puesto muy nerviosos, mujer, hijas y otros. Para terminar y sin separarme de su embarcación, recordándole los pitidos en el Camp Nou al himno, al Rey y a todo lo español, le he dicho que yo le pitaba a él y a todo lo que representaba. Con el silbato de árbitro y bien fuerte he estado pitándole al menos un minuto. Cuando ya me he cansado he regresado a mi barco. Todos los barcos de alrededor dando vivas a España, aplausos a nosotros y pitadas a Mas y familia. Desde la playa también aplaudían".

"Emergencia humanitaria"

Como se recordará, Mas pidió ayuda pública para pagar la fianza que le ha impuesto el Tribunal de Cuentas por la posible malversación en la organización del primer referéndum. Poco después se le vio practicando el esquí en Suiza. Este verano no ha sido diferente a los anteriores para Mas, a pesar de que según Torra, Cataluña vive una "emergencia humanitaria".

Doble rasero

Unas imágenes del exconsejero Santi Vila con su marido y unos amigos a bordo de un yate también en Menorca provocaron un tremendo escándalo en el separatismo, que reprochaba al "traidor" -abandonó el gobierno de Puigdemont horas antes de la proclamación de la república- que se dedicara a dar paseos en barco con amigos mientras sus excompañeros de gabinete se encontraban en la prisión o en el extranjero. Sin embargo, los baños de mar de Mas y sus aventuras náuticas no han provocado la más leve crítica por parte de sus correligionarios.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios