Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Torra invita a la "gente" a "vencer lo imposible" y compara Cataluña con el Rif y el Kurdistán

Anuncia la creación de un "foro social constituyente" y el comienzo de una "marcha" para forzar la absolución de los golpistas.

(Barcelona)
0

Gran expectación y escasas concreciones en la "conferencia" del presidente de la Generalidad, Quim Torra, para abrir el curso político en Cataluña. En el escenario de la sala grande del Teatre Nacional de Catalunya, decorado con un gran lazo amarillo y una bandera catalana, Torra ha anunciado la creación de un "Foro cívico, social y constituyente" que se coordinará con las instituciones de Cataluña y con el "consell de la república" de Waterloo para arrancar al Gobierno un referéndum de autodeterminación pactado, vinculante y con reconocimiento internacional.

El separatismo no se apea de sus objetivos, continúa el desafío y hace una lectura triunfalista de la situación. Según Torra, "a pesar de la represión y del intento de destruir el independentismo, no hemos dado ningún paso atrás y a nivel internacional nuestra causa es más sólida y respetada que nunca". "Nuestro punto de partida -añadió- es el referéndum del 1-O, la movilización del 3-O y la declaración de independencia del 27-O".

El sustento de la operación separatista es ahora una encuesta de la Generalidad en la que se asegura que el ochenta por ciento de la ciudadanía es partidaria de un referéndum, contraria a los encarcelamientos y también a la monarquía. Para Torra se trata de una "evolución irreversible: ¿Quién quiere dar apoyo a una monarquía que apoya la violencia contra su pueblo? Es todo un sistema que ha vivido bajo el principio lampedusiano de que todo cambie que no cambie nada. El Estado cometió un grave error con la sentencia del Estatut y podría volver a cometerlo con la sentencia del 1-O".

Alusión a Luther King

Torra citó a Martin Luther King y propuso una "marcha de ciudadanos que tomen la decisión de ser un pueblo libre". "Si el pueblo de Cataluña lo quiere, lo podemos conseguir. Distanciados y divididos no podremos superar un reto como este".

Esta marcha, aseguró, "comienza mañana y acabará cuando haya una sentencia sobre el 1-O que queremos absolutoria; lo contrario sería absurdo y sólo traería más conflicto y más dolor. En caso de condenas, Torra dijo que se pondrá a disposición del Parlament para decidir las medidas a adoptar contra el Estado.

Un "nuevo momento" como el 1-O

La receta de Torra para encarar las próximas semanas consiste en "crear un nuevo momento, un nuevo 1-O, aquel estallido de empoderamiento ciudadano. Hablo de recuperar la movilización y sumar fuerzas, todos juntos, los del 1-O y los del 3-O". "Pedimos –continuó–diálogo y negociación; aprobar bilateralmente una solución al conflicto entre España y Cataluña. Volveremos a escuchar a todo el mundo pero no renunciaremos nunca al derecho a la autodeterminación".

El sustituto de Puigdemont utilizó el español para dirigirse al Gobierno y advertirle de que ofrece "diálogo y negociación por si se quiere liberar a los presos, para que regresen los exiliados y si se quiere reconocer el derecho de autodeterminación".

Reconocimiento a la inmersión lingüística

La consigna ha pasado del "referéndum o referéndum" a "libertad o libertad", que tanto vale para los golpistas como para el "pueblo". Torra quiere conectar con las "grandes luchas" internacionales, "formar parte de esa cadena de esfuerzos" que concretó en los kurdos de Turquía y los rifeños en Marruecos. Además, considera que no existe fractura social en Cataluña: "¿Se han roto el Quebec o Escocia? Debemos aprovechar las circunstancias porque nuestra sociedad sigue dando muestras de dinamismo y mantenemos un crecimiento sostenido. Tenemos unas bases económicas sólidas que en una sociedad libre podrían ponerse al servicio de la reducción de las desigualdades. La inmersión lingüística, la concertación social, el diálogo y la no violencia es lo que han hecho de Cataluña un solo pueblo".

Al separatismo le preocupa la movilización de sus bases, por lo que Torra ha instado a la ciudadanía a "desbordar la Diagonal en la Diada para dar toda la fuerza posible a la república". Ahí comienza el ciclo de movilizaciones con las grandes fechas del año pasado, el cerco a la consejería de Economía del 20-S, el referéndum, la huelga general tres días después y la proclamación de independencia del 27 de octubre. La "marcha" también incluye "la causa general contra el independentismo", los juicios a los golpistas.

"¿Cómo ganaremos?"

El dirigente nacionalista insistió durante su discurso, de una hora, en que no aceptará otra cosa por parte del Gobierno que un referéndum de autodeterminación, pero puso el acento en la movilización, en la "voluntad popular". "¿Cómo ganaremos? Ahora ya hemos aprendido que la república no se hace desde un despacho. La soberanía es de la gente que se siente pueblo soberano y constituyente. Creer en vosotros mismos. La historia está llena de momentos en que la gente se sumó por la libertad y los derechos humanos, sin miedo más que a perderse el respeto a uno mismo. Os invito a vencer lo imposible, a hacer posible lo imposible".

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios