Menú

Inquietud en Andalucía por la fecha en que Susana Díaz convocará elecciones

Nadie duda de que habrá elecciones adelantadas en Andalucía, pero falta saber la fecha, con todo lo que ello implica.

0
Nadie duda de que habrá elecciones adelantadas en Andalucía, pero falta saber la fecha, con todo lo que ello implica.
Susana Díaz, en una imagen reciente. | EFE

Ningún partido, ni siquiera el PSOE, parece dudar del adelanto de las elecciones andaluzas, sobre todo tras cerrarse la posibilidad de aprobar presupuestos para 2019, motivada por la muy oportuna ruptura de Ciudadanos con su socio de gobierno en Andalucía. Tampoco las mejoras presupuestarias prometidas por el gobierno Sánchez podrán llegar a la Junta antes de la primavera de 2019, si que es que el gobierno de la Nación logra disponer de presupuestos propios.

Subsiste la inquietud sobre cuál será la fecha elegida para que se celebren. En el ambiente preelectoral, a la mala gestión de los servicios sociales del "bienestar" y el juicio de los ERE se suman nuevos casos de corrupción -sobornos en el PSOE de Huelva y FAFFE- y el deterioro galopante del gobierno Sánchez y su vinculación cada vez más clara a las cloacas judicio-policiales.

Está por ver que Susana Díaz aluda el abrazo del oso que le puede propinar el presidente y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que necesitará cada vez más de los votos socialistas andaluces para no batir todos los récords históricos de los fracasos del PSOE y ser el primero en obtener el peor resultado del partido en tres elecciones consecutivas.

¿Coincidiendo con las generales?

Se estima que en estos momentos el gabinete del presidente Sánchez no ha descartado todavía que coincidan las elecciones generales con las andaluzas, lo que obliga, naturalmente, a consensuar una fecha conjunta que sea posible. Se sabe que Susana Díaz no quiere tal coincidencia, no sólo porque oscurece su figura a nivel nacional y se solapa la realidad andaluza, que tal vez le podría convenir tal y como está el patio del Sur, sino porque la presión política de la oposición a derecha e izquierda podría causarle un daño electoral relevante.

La fecha inicialmente lanzada como globo sonda por las terminales socialistas fue el 25 de noviembre. Para que ello fuese posible el Parlamento andaluz tendría que ser disuelto esta misma semana, concretamente este martes, 2 de octubre. Ningún signo, salvo rumores, confirma que tal hecho pueda producirse.

Los analistas filosocialistas consideran que es el momento oportuno porque los sondeos considerados "buenos" no reflejan un desgaste importante en el PSOE andaluz por ahora, pero sí reflejan un batacazo histórico del PP que seguiría siendo consumido por Ciudadanos y, ahora, también por Vox.

Añádase una tendencia a la baja de Podemos-IU y se tiene el panorama completo sobre el que medita el PSOE andaluz. Temen, eso sí, que la "prudente" Susana sufra otro ataque de indecisión como el que la llevó a ser inesperadamente machacada por Pedro Sánchez en las últimas primarias socialistas.

No es el mismo panorama que se observa desde el puente de la oposición, salvo en el caso de Podemos-IU, con división interna y enfrentados a sus direcciones nacionales, por lo que probablemente no podrán mantener los 20 diputados que tienen en conjunto en estos momentos.

Las combinaciones postelectorales

El PP cree, y así lo ha dicho su todavía presidente, Juan Manuel Moreno, que puede ser posible un nuevo gobierno PP-Ciudadanos. Lo mismo parece creer Ciudadanos, pero con la esperanza de un gobierno Ciudadanos-PP o, si esto no fuera posible, un gobierno PSOE-Ciudadanos, ya con mando en plaza del partido naranja y presencia en la Junta.

Ambos no parecen tener en cuenta el desgaste de la debilidad del candidato Moreno y su papelón en las primarias populares ni el comportamiento de Ciudadanos sosteniendo a Susana Díaz, que pueden pasarles una importante factura electoral con propina debido a que ambos están decididos a castigarse mutuamente.

Sin embargo, no se descarta que las elecciones se retrasen hasta el día 2 de diciembre e incluso hasta el ya prenavideño día 16, fecha recién proyectada a los mentideros andaluces desde algunos sectores de la izquierda radical y el PSOE. Esta fecha podría implicar la celebración de elecciones conjuntas generales y andaluzas, algo que no puede descartarse si el menoscabo de voto socialista comienza a ser alarmante, como apuntan las últimas encuestas.

Por tanto, además de la inquietud por la fecha, hay que anotar la soterrada pugna interna en el PSOE andaluz y nacional por quiénes quieren unas elecciones andaluzas separadas de las generales y quiénes no. Si no hubiera acuerdo, el desgaste político podría repartirse entre ambos bandos en cantidades proporcionales.

Está en juego, nota de color, de mal color si se quiere, si el PSOE andaluz convierte a Andalucía en la única comunidad autónoma en la que no se ha conocido nunca la alternancia política –regla de oro de una democracia normal–, desde la Transición. Y, además, se batiría el récord de Franco al frente de un gobierno. El franquismo estuvo en el gobierno 36 años (1939-75) mientras que el PSOE andaluz lo habrá estado desde 1982 a 2022… si Susana Díaz gana las elecciones y puede formar gobierno, claro.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia