Menú

PP y Cs ponen el foco en Sánchez: "Avala la incitación a la violencia de Torra"

Casado y Rivera comparten diagnóstico pero no tratamiento. El PP propone cortar subvenciones a los separatistas y Cs una barrera electoral.  

0
PP y Cs ponen el foco en Sánchez: "Avala la incitación a la violencia de Torra"
Dolors Montserrat, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso. | Europa Press

En lo esencial, Partido Popular y Ciudadanos están de acuerdo. Creen que la situación en Cataluña es insostenible y que, en consecuencia, el Ejecutivo debería de aplicar sin demora el artículo 155 de la Constitución. Consideran también que Pedro Sánchez está "escondido" y debe dar la cara, a poder ser en el Congreso. Pero, pese a ello, la rivalidad entre ambas formaciones sigue latente, en su intento de abanderar la firmeza en la defensa de la unidad de España.

Una rivalidad que se traduce, fundamentalmente, en el tratamiento propuesto ante la crecida, un año después del referéndum ilegal del 1-O, del desafío secesionista. Así, Pablo Casado plantea una reforma de la ley de financiación de partidos para cortar el grifo de las subvenciones a las formaciones separatistas que alienten la violencia en las calles mientras que Albert Rivera insiste en su propuesta de poner una barrera de entrada del 3% a nivel nacional para entrar en el Congreso de los Diputados.

El PP acusó a Sánchez de "avalar" a Torra en su "incitación a la violencia". "Está más cerca de Puigdemont que de la Constitución", aseguró Dolors Montserrat en rueda de prensa, en línea con lo expresado también por Teodoro García Egea e Ignacio Cosidó en las últimas horas. "Mientras la democracia se deteriora, el presidente mira para otro lado", denunciaron desde el principal partido de la oposición, instándole a que comparezca en rueda de prensa.

"Este martes vivimos otra jornada negra en Cataluña. Torra jaleó a los radicales, llamó a una marcha radical a sus amigos de los CDR, mientras Sánchez estaba en modo electoral enviando un tuit a las diez y media de la noche, feliz de haberse conocido", en palabras de la portavoz en la Cámara Baja. Montserrat fue durísima con el jefe del Ejecutivo. "Está escondido en su búnker de la Moncloa", censuró. "Con él y Torra los violentos campan a sus anchas y la angustia vuelve a las casas de millones de catalanes", añadió, para a renglón seguido hablar de "orfandad".

Al coro de voces del PP se unió José María Aznar, completamente mimetizado con la estrategia marcada por Pablo Casado con respecto al pulso separatista. "No podemos estar en un golpe de Estado permanente que no ha sido afrontado, se está consintiendo y que, encima, tiene la complicidad del Gobierno", alertó en esRadio, sin descartar la posible ilegalización de las formaciones independentistas.

En este sentido, Montserrat aclaró que la propuesta de Casado consiste en reformar la ley de financiación de partidos de 2007 para cortar las subvenciones a los partidos que alienten o justifiquen la violencia para que así "no se use un solo euro para destruir la democracia". El PP se pondrá ahora en contacto con el resto de grupos parlamentarios para hablar de su propuesta.

Rivera coincide con Aznar

Albert Rivera, por segundo día consecutivo, no ahorró calificativos a lo ocurrido en las calles de Cataluña ni aceradas críticas tanto a Quim Torra, por promoverlo, como a Sánchez, por no hacer nada por impedirlo. En ese sentido, a preguntas de los periodistas en otra rueda de prensa en el Congreso, se mostró "de acuerdo" con las palabras de Aznar en esRadio, y también con la de Felipe Gonzaléz, quien criticó a Torra por representar más a los CDR que a todos los ciudadanos de Cataluña, dijo este martes el expresidente socialista.

El líder de Ciudadanos recordó cómo el presidente catalán avivó a los llamados Comités de Defensa de la Revolución (CDR): "Les llamaba amigos y les decía que apretaran, y vaya si apretaron. Tuvieron que salir escoltados los diputados del principal grupo de la cámara, los Mossos d’Esquadra tuvieron que meterse dentro del Parlament, asediados por los radicales. Vaya si apretaron los amigos de Torra" afirmó en una rueda de prensa en el Congreso, donde se mostró convencido de que Torra "no puede ser el aliado de un Gobierno de España. Sánchez tiene que romper, inmediatamente, su acuerdo con Torra. Que le deje de pasar la mano por el lomo al radical que quiere romper nuestro país" sentenció.

Procurando no mostrar un perfil excesivamente crítico con el PP, Rivera afirmó que la vía adecuada para combatir el excesivo peso de los separatistas en la política nacional es una reforma de la Ley Electoral que establezca un tope del 3% a nivel nacional para obtener representación. "Nosotros somos partidarios de una reforma democrática, de una reforma electoral" afirmó, citando los porcentajes mínimos para obtener representación establecidos en otros países como Alemania "con un 5% de corte".

Al mismo tiempo, y lanzando una mirada retrospectiva, el líder naranja lamentó actitudes pasadas de PSOE y PP: "Cuando aquí propusimos retirar el sueldo a los diputados separatistas que no venían a los plenos, no nos apoyaron. Y era por trabajar, que no trabajaban. Sería bueno que el bipartidismo reconociera el error de los últimos cuarenta años, de pactar permanentemente con los independentistas, o hacer concesiones. Y a partir de ahí que nos sentemos a hablar del sistema electoral, de cómo funciona el dinero público en los partidos, de quién decide si un partido cumple, o no, la Ley" subrayó.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation