Menú

Los Mossos avisan de que no pueden garantizar el orden público a una semana del Consejo de Ministros

Los sindicatos policiales montan un encierro en la consejería de Interior para exigir a los políticos una negociación sobre sus condiciones laborales.

(Barcelona)
0

"Compañeros, nos hemos encerrado en Interior. La administración nos ha vuelto a menospreciar. Ayer se dijo que habría concreciones y estas concreciones no llegan. Como ya sabéis no se están cumpliendo nuestros derechos laborales y tampoco podemos garantizar la seguridad pública en el país. No nos iremos de aquí hasta que vengan con una solución clara y concreta a nuestros problemas y a nuestras demandas". Es el aviso a través de un vídeo de los agentes de los Mossos d'Esquadra que intentan negociar sin éxito mejoras laborales y salariales.

Se han encerrado en la Consejería de Interior para presionar a la administración autonómica a una semana de la celebración en Barcelona de un Consejo de Ministros que se ha convertido en el objetivo prioritario de la CUP, de los Comités de Defensa de la República (CDR) y de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) para demostrar que son ellos quienes controlan el territorio en Cataluña.

Mientras los CDR y otros grupos violentos reparten instrucciones a través de sus canales habituales para impedir la celebración de la reunión gubernativa en la capital catalana, los sindicatos de los Mossos denuncian la precariedad a la que se ven sometidos por el gobierno catalán, así como la falta de medios y personal. Dado que no pueden hacer huelga como médicos, profesores y bomberos, han decidido encerrarse en la consejería hasta que sus mandos políticos se avengan a negociar las peticiones que los mossos llevan meses reclamando en vano al ejecutivo de Quim Torra.

Las críticas oficiales a las cargas contra separatistas violentos, el deterioro provocado por las órdenes de dejar hacer a los CDR en cortes de carreteras y asaltos a cabinas de peaje, la manipulación política del cuerpo a cargo de los dirigentes nacionalistas, la falta de personal y la equiparación salarial con los bomberos forman el grueso de las reivindicaciones de los agentes autonómicos. El consejero de Interior, Miquel Buch, lejos de apaciguar a los Mossos ha propiciado la "sublevación" del cuerpo liderada por la organización MosSOS, una entidad que agrupa a unos cuatro mil policías.

Amenazas políticas

Torra y Buch amenazaron con expedientes y ceses después de las cargas en Gerona y Tarrasa para impedir que grupos separatistas lincharan a manifestantes constitucionalistas. Acto seguido se dio orden de no actuar y no identificar a los CDR que bloquearon durante quince horas la autopista Ap-7 el pasado sábado. Los sindicatos acusan a la Generalidad de intentar poner a la opinión pública en su contra.

Se sienten menospreciados, maltratados y vejados por las autoridades políticas y alegan, además, que la administración no hace el más mínimo esfuerzo por mejorar sus condiciones de trabajo en una situación política caótica.

En esas circunstancias, se ven incapaces de garantizar la seguridad ciudadana, a pesar de que el consejero de Interior, en respuesta a la carta del ministro de Interior Fernando Grande Marlaska sobre la dejación de funciones de la Generalidad en materia de orden público, asegura que tiene la situación bajo control.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios