Menú

Frenazo en las negociaciones en Andalucía: Cs quiere al PSOE y el PP lo rechaza de plano

Marín defiende la participación del PSOE y pactar primero la Mesa y, después del 27D, el Gobierno. El PP se niega. Se avanza en lo programático.

0
Moreno comparece al término de la segunda reunión con Cs | EFE.

Las negociaciones no están rotas, pero hay "discrepancias" entre el Partido Popular y Ciudadanos para lograr el cambio en Andalucía. Dos son los escollos fundamentales. El primero es que Juan Marín quiere que el PSOE sea partícipe con una abstención, extremo al que se niega en rotundo Juan Manuel Moreno, con el aval de la dirección nacional. El segundo es que el partido naranja está decidido a pactar, de momento, únicamente la formación de la Mesa del Parlamento antes del 27 de diciembre. "El acuerdo tiene que incluir también el Gobierno", se revolvieron fuentes populares.

Así las cosas, la segunda reunión entre Moreno y Marín, escoltados por sus secretarios generales, Teodoro García Egea y José Manuel Villegas, y celebrada en la sede del Parlamento andaluz en Sevilla, acabó en fracaso. El PP pretendía cerrar el acuerdo programático y empezar a diseñar el organigrama de la Mesa y del Gobierno autonómico, pero nada de nada. Sobre la primera de las cuestiones, hubo "avances sustanciales", pero Ciudadanos exigió afinar aún más y poner negro sobre blanco las medidas a tomar durante los primeros 100 días de Gobierno. "Nos parece sensato hablar de ello y a partir del miércoles empezaremos a introducir un calendario", concedió Moreno.

Como en otros pactos entre PP y Ciudadanos, sin ir más lejos el que posibilitó en 2016 la investidura de Mariano Rajoy a nivel nacional, el capítulo de la regeneración democrática está siendo el más peliagudo. Singularmente en lo relativo a la supresión de los aforamientos, una de las banderas de los de Rivera. Moreno afirmó en su comparecencia posterior a la reunión que no "tiene sentido" reformar el Estatuto de Andalucía para acabar con ese privilegio si vamos camino, como sugiere la reforma constitucional impulsada por el Gobierno de Pedro Sánchez, de una supresión de los aforamientos en toda España.

Según las fuentes consultadas, PP y Ciudadanos sí coincidieron en la necesidad de realizar una auditoría integral de gestión de la Junta, eliminar la subasta de medicamentos, garantizar la libre elección de centros educativos y la creación de una ley de evaluación de políticas públicas.

El PP quiere contar con VOX

El principal escollo afecta a la confección de la Mesa. Marín defendió contar con el PSOE. Tal y como avanzó este diario, su fórmula pasa porque tenga tres representantes en el órgano, dos el PP y dos Ciudadanos, dejando fuera por tanto a Adelante Andalucía, la marca de Podemos, y a VOX. "La discrepancia radica, fundamentalmente, en que nosotros queremos buscar la vía constitucionalista –con el PSOE– y el PP está experimentando, quiere buscar otras vías", afirmó Marín en rueda de prensa. Unas declaraciones en sintonía con las realizadas horas antes por el portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta.

En declaraciones a En Casa de Herrero, de esRadio, Marín quiso dejar claro, eso sí, que "el papel de los socialistas es estar en la oposición". "No vamos a llegar a ningún pacto", dijo el candidato, que insistió en que "la única línea roja es que haya cambio en Andalucía".

En el PP se negaron a contar con los de Susana Díaz. "La abstención del PSOE no sería a cambio de nada, el PSOE no puede cambiar al PSOE", enfatizaron las fuentes consultadas del lado popular. El propio Moreno, que quiere a VOX en la ecuación, lo dejó claro públicamente: "Ciudadanos busca la participación del PSOE en el cambio y nosotros creemos que no es posible con el que queremos cambiar".

Además, para Ciudadanos, con lograr un pacto sobre la Mesa antes del 27D es suficiente. Pero el PP tampoco acepta dicho extremo. "El cambio es urgente, estamos en una parálisis que no puede durar más de lo necesario. Nosotros tenemos como fecha límite para llegar a un acuerdo –global– el 27", enfatizó Moreno. Fuentes de la dirección nacional se reafirmaron: "Tienen hasta entonces para caerse del burro".

Pese a todo, los canales de comunicación no se rompieron, aunque no hay fecha para una nueva reunión al más alto nivel. "Es el momento de las llamadas", deslizaron las fuentes consultadas, tanto a nivel nacional como regional. En paralelo, el miércoles se reunirá la comisión técnica para alcanzar definitivamente el acuerdo programático. "Es parte del teatro, tranquilidad", deslizaron en Génova, tratando de rebajar la tensión.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation