Menú

Los cuatro presos separatistas en "huelga de hambre" tiran la toalla

Después de 20 y 17 días, Sànchez, Turull, Rull y Forn renuncian a la protesta y volverán a ingerir sólidos.

(Barcelona)
0
La imagen con la que anunciaron la huelga. | Omnium Cultural

Jordi Sánchez y Jordi Turull, que se declararon en huelga de hambre el pasado 1 de diciembre, y Josep Rull y Joaquim Forn, que se sumaron tres días después, han dejado la protesta. Los cuatro presos separatistas no han logrado arrastrar a Oriol Junqueras, Raül Romeva y Jordi Cuixart y ya no contaban con el efecto sorpresa. Al tiempo, los ayunos solidarios habían languidecido, igual que el aprovechamiento propagandístico de la medida.

Los presos en huelga de hambre habían perdido presencia incluso en los medios afectos al separatismo. Ni siquiera el independentismo otorgaba mucha credibilidad a la medida adoptada por los reclusos de Junts per Catalunya, el grupo parlamentario de Torra y Puigdemont. Al tiempo, los informes médicos nunca han mostrado datos que hicieran temer por consecuencias en la salud de los golpistas. Quién más peso habría perdido es Forn, siete kilos tras una semana de huelga. Los demás, una media de cinco kilos. La portavoz de los presos, la periodista deportiva Pilar Calvo, ha comentado que los presos han rebajado un diez por ciento el índice de masa corporal

La consejera Chacón puede cenar

En los días de la huelga de hambre los presos no redujeron su intensa agenda social, con constantes visitas de autoridades, diputados, personalidades del ámbito nacionalista, obispos, frailes montserratinos y compañeros de partido. Con el fin de la huelga, la consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón, queda liberada de su compromiso solidario con los presos, que iba a consistir en no probar bocado en la cena de entrega de los premios Ferrer Salat prevista para este jueves.

Los canapés oficiales

Tampoco hará más ayunos el presidente de la Generalidad, Quim Torra, que se retiró dos días en el monasterio de Montserrat y se fue dos noches a la cama sin cenar. Y en los actos oficiales de la Generalidad se volverán a servir canapés.

Una carta firmada por los expresidentes de la Generalidad, Pujol, Maragall, Montilla, Mas, Puigdemont y el propio Torra así como por los expresidentes vivos del parlamento regional pedía ayer a los presos que por el bien de su salud, depusieran la actitud, cosa que han hecho esta mañana tras tres semanas de dudas y crecientes sospechas sobre el rigor de la huelga.

Estos presos se declararon en huelga de hambre porque el Tribunal Constitucional (TC) no había revisado sus recursos y eso, alegan, les impide acudir a la justicia europea. Denegados por el TC los dichos recursos, relativos a la elegibilidad de los diputados presos como presidentes de la Generalidad y leída la carta de los presidentes, los presos han decidido concluir su propuesta horas antes de la "cumbre" entre el Gobierno y el Govern y sin arrastrar a Junqueras, a quien se presionaba para la confección de listas conjuntas para las europeas y municipales, una opción ya descartada.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios