Menú

Vox se cuela la convención de Casado, con Rajoy como primer protagonista

"No es bueno el sectarismo ni los doctrinarios", avisa el expresidente a Casado. Feijóo se revuelve contra los "fundamentalismos".

0
Rajoy, gran protagonista en la primera jornada de la convención | David Mudarra.

Pablo Casado incluye a Vox en su ecuación para echar a la izquierda de las instituciones, pero también tiene como objetivo frenar su auge y lograr que el votante descontento vuelva a un PP nuevo pero con los mismos principios de siempre. Y el cómo actuar frente al partido de Santiago Abascal se coló con fuerza en la primera convención nacional de la era Casado, en la que uno de los invitados, Jaume Vives -portavoz de Tabarnia-, llegó a bromear sobre afiliarse a Vox.

El protagonismo en la jornada inaugural fue para Mariano Rajoy. Seis meses después, el expresidente se reencontró con un partido cambiado y que en la práctica está enmendando buena parte de su gestión política. Si bien, fue ovacionado y elogiado por doquier. "Hay que tener aguante en los momentos difíciles. No asustarse", recomendó, con su amiga y aliada Ana Pastor siempre a su lado en el escenario.

Rajoy no protagonizó un discurso al uso, sino que mantuvo una especie de coloquio con la presidenta del Congreso. "Ha habido momentos en los que lo he pasado francamente mal, pero me quedo con lo bueno. Tengo las suerte de que las cosas malas las olvido. Repetiría", aseguró, y reivindicó su legado . "¿Qué tal la nueva vida?", le preguntó Pastor. "Estoy estupendamente", dijo, provocando en constantes ocasiones la carcajada de los suyos, como antaño.

El expresidente no se refirió expresamente a Vox, pero lanzó el siguiente aviso: "No es bueno el sectarismo ni son buenos los doctrinarios. En ninguna faceta de la vida y, en política, tampoco". Una advertencia a la que sumar las que hizo previamente Alberto Núñez Feijóo, coordinador del cónclave y que también ensalzó la figura de Rajoy. "Has sabido irte con elegancia y con tus principios intactos. Gracias presidente", le dijo.

"Ningún partido puede dar al PP lecciones de moderación, centralidad ni coherencia", destacó Feijóo, que instó a dejar a un lado la "ansiedad". "No creemos en los fundamentalismos", exclamó el líder gallego, en un intervención con varias alusiones indirectas a Vox, partido al que esta semana denominó de "extrema derecha". Mientras, en los pasillos del cónclave, el debate continuaba en boca de varios barones. "Tenemos que tener un discurso propio y no hablar todo el día de Vox", insistió uno de ellos, en conversación informal en este diario.

Cospedal deja su silla vacía

En el cónclave también estuvo Soraya Sáenz de Santamaría, aunque declinó hacer declaraciones. Se le reservó un sitio y se anunció la asistencia de María Dolores de Cospedal, aunque finalmente no apareció. "Podría hacerlo antes de la clausura", se deslizó en todo caso desde la dirección nacional. Ya este sábado, sin Rajoy presente, será el momento de José María Aznar, que podrá comprobar cómo la fundación FAES vuelve a tener un stand en los actos del PP. Ambos no quisieron una foto juntos.

"Estamos unidos en torno a ti, Pablo (…) Sin tutelas ni tutías", trasladó Teodoro García Egea a Casado. A ojos de su entorno, no hay movimientos internos de peso en su contra y los discursos de unos y otros -en referencia a Feijóo y Aznar- "son compatibles". "Solo un PP unido puede servir a España y solo fortaleciendo al PP servimos a España", defendió el secretario general de los populares.

Casado, que no se perdió ninguna de las intervenciones en la primera jornada de la cumbre, optó por un segundo plano. Esperó a Rajoy y entró con él en el auditorio mientras sonaba la nueva versión del himno del PP. "Va a quedar claro en esta convención que en España solo hay dos alternativas: o un gobierno de socialistas, populistas, independentistas y batasunos o un Gobierno liderado por el PP", sentenció en un breve encuentro con los periodistas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco