Menú

Casado elige a Maroto director de campaña de cara a las elecciones del 26M

"El PP va a hablar del PP", enfatiza Maroto, aunque después negocie con Vox y Cs. Varios barones desconfían de Rivera: "Intentará pactar con el PSOE".

0
Casado toma la palabra en el Comité Ejecutivo Nacional. | Tarek.

Pablo Casado quiere ya al PP en modo electoral. Y, como en el caso de Andalucía, se echará la campaña a sus hombros. De aquí a los comicios del 26 de mayo, protagonizará junto a sus distintos candidatos 52 actos por toda la geografía nacional para presentar un "contrato ideológico y liberal" con el que conectar de nuevo con el votante de centroderecha. "El PP va a hablar del PP", afirmaron sus estrategas, aunque una vez cerradas las urnas se abrirá una negociación con Vox y Ciudadanos a fin de recuperar el poder en algunas plazas y mantenerlo en otras.

Este lunes, Casado reunió al Comité Ejecutivo Nacional, y después comió con sus barones territoriales en la segunda planta de Génova13. La ausencia más destacada fue la Alberto Núñez Feijóo, que adujo problemas de agenda para no acudir a la cita. "Mi sintonía con mis compañeros del PP goza de excelente salud", dijo desde Santiago de Compostela. Ante los asistentes, el líder popular anunció que Javier Maroto, que ya se encargó de gestionar buena parte de las candidaturas, será el director de campaña de las autonómicas, locales y europeas.

Según las fuentes consultadas, Maroto, que es además vicesecretario de organización, mantendrá ya este miércoles su primera reunión de campaña. Javier Fernández-Lasquetty formará parte del órgano interno, como también María Pelayo o Antonio González Terol. El discurso de Casado en la clausura de la convención nacional servirá de base para el programa electoral, que en palabras de Maroto incluirá "una revolución fiscal", el impulso a la cohesión territorial de España, más "libertad" en materia sanitaria o educativa o una "apuesta firme" contra la violencia de género.

Los barones territoriales no hicieron uso del turno de réplica durante el Comité Ejecutivo, como ya ocurría en época de Mariano Rajoy, pero sí despacharon con Casado en el almuerzo posterior. Y la primera conclusión a la que llegaron es que hay que tratar de ignorar a Vox para que no monopolice la campaña y evitar así que siga subiendo en las encuestas. "Tenemos que centrarnos en nuestro proyecto", en palabras de uno de los candidatos. "No podemos volvernos locos, ni atacarles ni darles más importancia de la que tienen", aseveró otro de los asistentes, aunque reconoció en conversación con este diario que "evidentemente hay preocupación" por el ascenso de la formación de Santiago Abascal.

Dicho esto, tras las elecciones, una mayoría de barones dio por descontado que tocará negociar con Vox pese a los recelos de un sector del partido, como el PP vasco. Así lo manifestaron públicamente José Antonio Monago o Francisco Núñez, los cabeza de cartel de Extremadura y Castilla-La Mancha respectivamente. "Hay que escuchar a todo el mundo y ampliar el espectro político", aseveró Núñez en declaraciones a los periodistas. Isabel Díaz Ayuso o José Luis Martínez-Almeida ya se han pronunciado en varias ocasiones en términos parecidos.

A puerta cerrada, Casado subrayó que la clave pasa porque el PP lidere el eje de centroderecha, pudiendo presidir después las instituciones tras negociar con Ciudadanos y Vox. Y esto llevó a una segunda reflexión entre algunos candidatos: el miedo a que la formación naranja acabe pactando con los socialistas. "No son de fiar", dijeron varios de ellos en la comida con Casado, tras constatar que no han aclarado su política de pactos.

Tal y como ya avanzó este diario, en el partido se ha instalado la tesis de que Albert Rivera podría acogerse "a la bandera de la regeneración" para pactar con el PSOE y no con el PP en plazas donde los populares llevan mucho tiempo gobernando como Castilla y León, la Región de Murcia o la Comunidad de Madrid.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco