Menú

Primera foto juntos, con polémica: Casado en el centro, Rivera y Abascal a una distancia prudencial

Frialdad entre los líderes de Ciudadanos y VOX, que apenas intercambian un saludo sin cruzar palabra.

0
Primera foto juntos, con polémica: Casado en el centro, Rivera  y Abascal a una distancia prudencial
Casado, Rivera y Abascal, juntos por primera vez pero rodeado de cargos | EFE.

Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, juntos en el mismo escenario ante la multitud en Colón. Juntos pero a una distancia prudencial. En el centro, el líder del PP, aquél que ha negociado con uno y con otro y espera seguir haciéndolo para echar a la izquierda de las instituciones. A su derecha –justo después del líder de UPyD, Cristiano Brown– el máximo responsable de Vox y a su izquierda, pero separado por otras tres personas, el de Ciudadanos. Por un retraso en el vuelo, no pudo estar Inés Arrimadas, según fuentes de Ciudadanos.

Lo pactado, según PP y Vox, es que subieran al escenario los presidentes de cada una de las formaciones constitucionalistas –un total de siete– que llamaron a la movilización. Pero Rivera, tras llegar el primero al escenario y saludar a los tres periodistas que leyeron el manifiesto, volvió atrás para regresar acompañado de los líderes de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado y Begoña Villacís. A partir de ese momento, el espacio fue llenándose de dirigentes de todos los partidos convocantes, restando fuerza a la primera instantánea de los tres líderes de centroderecha. Según algunas fuentes, el PP hizo saber a Rivera que no era lo acordado pero él replicó que sí o sí iba a subir con su equipo.

"Rivera lo ha puesto difícil hasta el final", enfatizaron fuentes del entorno de Casado. Si bien, en el PP se dieron por satisfechos. "Ha vuelto a quedar de manifiesto que somos el centro, los únicos que somos capaces de negociar con Ciudadanos y con Vox y llegar a acuerdos con ellos", según las citadas fuentes. El líder de los populares saludó a los presentes, y en el momento de la instantánea se situó en el medio.

Mientras, Rivera y Abascal apenas tuvieron contacto. Fuentes del entorno del líder de Vox aseguraron a este diario que no cruzó palabra con su homólogo de Ciudadanos durante todo el acto. "Se han tropezado y se han dado la mano pero sin decirse hola", relataron. Este sábado, Abascal desveló en Sin Complejos de esRadio que Rivera sí puso "problemas" durante las negociaciones, pero que acabaron resolviéndose. "Son muy pesados", deslizaron también en Génova sobre el partido naranja.

El jueves, anunciada la concentración de este domingo, los tres presidentes llegaron a la conclusión que había que anteponer el éxito de la protesta a sus rencillas políticas. Y empezó la negociación, reeditándose la fórmula andaluza. Es decir, el PP habló con Ciudadanos por un lado y con Vox por otro, sin que estas dos formaciones se comunicasen.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios