Menú

Una multitud rojigualda clama contra Sánchez: "Su tiempo ya ha acabado"

Cerca de 200.000 personas abarrotan Colón y las calles aledañas, según el PP. El Gobierno habla de 45.000.Casado, Rivera y Abascal exigen elecciones.

0

Clamor en las calles contra Pedro Sánchez. Decenas de miles de personas se dieron cita en Madrid para denunciar las "cesiones" a los independentistas y exigir elecciones anticipadas. La movilización ciudadana fue incontestable, y desde una hora antes los accesos a la plaza de Colón estaban ya colapsados. Se llenaron las calles aledañas, como Génova y Goya. Uno a uno, los líderes de las tres principales formaciones convocantes comparecieron ante los medios para proclamar que el tiempo de Sánchez ya ha concluido. Después, se hicieron la foto juntos, no sin polémica, en el escenario mientras sonaba el himno nacional.

Un mar de banderas de España llenó el centro de Madrid. Muchos vinieron de fuera. Familias enteras. Se fletaron decenas de autobuses desde distintos puntos del territorio nacional. "Somos catalanes y teníamos que estar aquí, llegamos a primera hora", explicó un joven. "Elecciones y que España decida", en palabras de otro ciudadano. "Viva España", no pararon de gritar los congregados. La Delegación del Gobierno cifró en unas 45.000 las personas que acudieron a la plaza de colón, PP y Ciudadanos elevaron el número a cerca de 200.000 y acusaron al Ejecutivo de "manipular y minimizar la concentración". No se produjeron incidentes de ningún tipo.

El protagonismo recayó en la sociedad civil, aunque los políticos también tomaron la palabra. No lo hicieron sobre el escenario, al que subieron tras la lectura del manifiesto, sino ante los medios de comunicación poco antes de que diera inicio la concentración. "El golpe debe sofocarse hasta las últimas consecuencias con la detención de sus responsables y sus conspiradores", sentenció Santiago Abascal, en alusión a Quim Torra. El líder de Vox fue recibido al grito de presidente y los suyos repartieron carteles verdes sin el eslogan del partido en los que se podía leer "golpistas a prisión".

Tras Abascal, fue el momento de Albert Rivera. "Miles de españoles le están diciendo a Sánchez no al separatismo y sí a España", aseveró. "Si convoca elecciones no hará falta movilizarnos más", añadió. Fueron muchos los representantes de Ciudadanos que acudieron a la protesta. Destacó la presencia de Manuel Valls, el candidato al Ayuntamiento de Barcelona, que no dudó en cargar contra Vox. "Hay gente con la que no tengo que estar", dijo. El partido repartió banderas de la Unión Europea y carteles que ya usó en otras protestas.

Tal y como fue acordado por los equipos negociadores, el último en dirigirse a los periodistas fue Pablo Casado. "El tiempo de Sánchez ya ha acabado", exclamó. "En cien días tenemos tres elecciones en las que podemos pasar de estas plazas a las urnas, la España de los balcones debe pasar a las urnas", defendió. Todo el PP estuvo en la concentración. Finalmente, asistieron Juan Manuel Moreno y Alberto Núñez Feijóo, y junto a ellos todos los barones de la formación y la dirección nacional en pleno. También pudo ver a históricos del partido como María San Gil y Jaime Mayor Oreja.

El manifiesto de la concentración fue leído por los periodistas Carlos Cuesta, María Claver y Albert Castillón. "La unidad nacional no se negocia, los españoles no están dispuestos a tolerar más traiciones ni concesiones", reza el texto acordado por PP, Ciudadanos y Vox. "Los acontecimientos de los últimos días suponen una humillación al Estado sin precedentes en nuestra vida democrática", en opinión de los tres partidos. "Ningún gobierno está legitimado para negociar con la soberanía nacional", Sánchez "ha dado una puñalada por la espalda a la ley", afirmaron los citados informadores.

Tras la lectura del documento, llegó el momento de la fotografía. Casado en el centro, Abascal a su derecha y Rivera a su izquierda. Entre los tres, cargos de las delegaciones de los distintos partidos pese a que lo pactado es que subiera exclusivamente los líderes de los siete partidos constitucionalistas convocantes. "Ha vuelto a quedar de manifiesto que somos el centro, los únicos que somos capaces de negociar con Ciudadanos y con Vox y llegar a acuerdos", destacaron fuentes de la dirección del PP, tras la negativa de Rivera a tener una interlocución con Abascal. Los convocantes no descartaron nuevas movilizaciones.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios