Menú

Susana Díaz da el "sí" a Sánchez con el flanco judicial abierto y 'los Juanmas' aturdidos

Faltan más de dos meses para las elecciones generales y la nueva Junta de Andalucía no da señales de cambio esperanzador y muestra su peor cara.

(Sevilla)
0
Susana Díaz da el "sí" a Sánchez con el flanco judicial abierto y 'los Juanmas' aturdidos
Pedro Sánchez besa a Susana Díaz el pasado sábado | EFE

La situación de Susana Díaz ha sido sorprendente por cuanto desde hacía dos meses prácticamente no decía ni pío, ella, que acostumbrada a decirlo todo y, a ser posible, la última palabra. Pero, aunque es la preferida de la vieja guardia –hoy se recuerda el "Susanaaaa" que gritó Carlos Solchaga en Sevilla cuando le preguntaron que a quién quería, si a Susana o a Pedro–, está claro que lo primero que hay que mantener es el susanato en Andalucía.

Enviado el mensaje de que María Jesús Montero, la exministra de Hacienda de Sánchez, podría disputarle la secretaría general del PSOE andaluz en unas primarias, palabra que eriza el pelo en su entorno, ha escenificado su apoyo a Sánchez en un cariñoso acto compartido de la presentación del candidato a la alcaldía de Sevilla, Juan Espada, que cerraba, de paso, otra puerta a la Montero.

Queda claro, pues, que Susana Díaz, cuyos pretorianos extendieron la especie de que la abstención socialista del pasado día 2 de diciembre que la llevó a la oposición había sido instigada desde el sanchismo, publicita que ella no hará lo mismo con Pedro Sánchez en las elecciones generales. Su expresión de que la S del PSOE no es de Susana ni de Sánchez sino de "socialista" indica que esa va a ser la apariencia durante las próximas semanas hasta el 28 de abril. Otra cosa será lo que realmente ocurra en las tinieblas de los pasadizos del socialismo andaluz.

En el sanchismo no hay quien dude que un batacazo electoral de Pedro Sánchez, esto es, batir otro récord a la baja descendiendo de los 84 escaños si la campaña empeora la percepción de su liderazgo y el centro derecha logra presentarlo como el político más resistente a la moral y a la nación de toda la historia de la democracia constitucional, conllevaría el segundo asalto a la secretaría general por parte de… El nombre, antes el de Susana, ahora está por decidir.

Pero claro, Susana Díaz tiene unos flancos judiciales abiertos debido a la corrupción extendida en el socialismo andaluz y la Junta de Andalucía que su ayuda no podrá ser mucha, en cualquier caso, al menos en Andalucía y eso que tiene a su favor la inoperancia evidente de un nuevo gobierno al que está claro que le cae ancho el traje del cambio y que tiene desconcertado al respetable en todas direcciones.

Además de los macrocasos en los juzgados ya conocidos, desde los ERE a Invercaria, UGT, Avales, Jeremie, FAFFE, etcétera, y a la espera de una sentencia de la pieza política de los ERE que ya está más que claro que no se dictará antes del 28 de abril, Susana Díaz, a la par que Podemos, tiene otro flanco abierto en Huelva que puede producir mucho pus por sus temas en sí y por su protagonista principal.

Que dos concejales de Podemos (Sí se Puede Aljaraque) se vendieran al PSOE de Huelva por un puesto de trabajo en una empresa pública para la mujer de uno de ellos en la localidad de Aljaraque es un tema mayor pendiente de juicio. Pero el que lo inspirara y aprobara fuera Ignacio Caraballo, mandamás del socialismo huelvano y compañero sentimental de la hermana de Mario Jiménez, portavoz parlamentario de Susana Díaz durante años y cabeza del PSOE andaluz, va a traer cola.

Además, el mismo Caraballo tiene otro marrón judicial relacionado con ayudas del Programa para el Fomento del Empleo Agrario de la Diputación de Huelva que fueron a parar a ayuntamientos gobernados por el PSOE para obras que nunca se hicieron. Por si fuera poco, el Tribunal Administrativo de Recursos en Materia de Contratación ha suspendido el acuerdo del Pleno de la Diputación de Huelva, que preside el ínclito Caraballo, que contemplaba un contrato de 42,19 millones de euros para ayuda a domicilio a la espera de resolver el recurso que ha presentado la Asociación Estatal de Entidades de Ayuda a Domicilio (Asade).

Moreno y Marín siguen dando un mal tufo

Los primeros en percibirlo han sido los funcionarios andaluces que llevan casi diez años batallando para que el personal laboral de las agencias empresariales y entidades paralelas de la Junta de Andalucía cese de tramitar subvenciones y ejercer la potestad que sólo puede recaer en los funcionarios de carrera que hayan aprobado las correspondientes oposiciones.

La reciente sentencia del Tribunal Supremo, advirtiendo de la anomalía practicada desde hace mucho en la Junta, ha hecho que la Asociación Defiendo mi Derecho y la Gestión Pública haya enviado misivas al presidente andaluz, Juanma Moreno (PP), y a su vicepresidente, Juan Marín (Ciudadanos), exigiendo que le sea devuelta a los funcionarios la función usurpada por quienes no tienen derecho a ello.

Cuenta ABC que en las cartas remitidas el pasado 8 de febrero, este vigoroso colectivo insta a los Juanmas a restablecer "sin demora" los "controles de Derecho Administrativo que previamente eliminó el PSOE". La norma que los sindicatos denominaron como "ley del enchufismo" supuso la integración de más de 23.000 trabajadores de empresas públicas en nuevas agencias.

Y tuvo otra consecuencia, esta vez, judicial. Debido a la huida del Derecho Administrativo del socialismo andaluz y el ejercicio de las tareas de los funcionarios por parte de personal "paralelo" de las agencias, hay numerosos casos y macrocasos de corrupción en los juzgados debido a la malversación de caudales públicos causada por los fraudes en los casos ERE, Formación, Santana y los demás.

En este caso, la pelota está en el tejado de la superconsejería y vicepresidencia de Juan Marín. Pero en la dirección general de Regeneración Democrática, Marín ha situado Nuria Gómez Álvarez, su asesora en el grupo parlamentario de Cs tras diez años como asesora técnica en la Consejería de Medio Ambiente en manos del PSOE y procedente de la empresa privada en origen, pero no experta en Función Pública, un tema harto complejo debido a la historia y construcción de la administración andaluza desde 1979.

Además, está por ver que la regeneración prometida vaya a conllevar otra cosa que no sea la desaparición nominal de entes, fundaciones y agencias. ¿Qué va a ocurrir con todo el personal contratado por la Junta desde tiempo inmemorial que no pasó por las pruebas adecuadas o que, directamente, fue contratado digitalmente en calidad de interino o de empleado en las diferentes entidades paralelas? Los miles de aspirantes a un puesto por oposición en la Administración andaluza están esperando un gesto que aclare si estudiar servirá de algo o no.

Pero la pelota también está en el tejado del PP que ha impulsado una notable batalla judicial contra la corrupción en Andalucía. Ahora, desde el gobierno de la Junta, podría rematar la faena ayudando, desde dentro de la propia Administración andaluza, a la tarea de clarificar y aportar los documentos necesarios que ayuden a la Justicia en su tarea.

Otro cante, no por esperado menos estridente, es nuevamente el de un Ciudadanos que deja claro como el agua que no es claro en sus pactos con un PP que ha cedido demasiado para encumbrar a Juanma Moreno y salvar de paso a Pablo Casado. En Málaga, Ciudadanos ha dejado de apoyar al alcalde popular José María de la Torre por tener dos concejales investigados mientras soporta a directores generales de su gobierno igualmente investigados.

En definitiva, que faltan dos meses y una semana larga para las elecciones generales y la nueva Junta de Andalucía no da señales de cambio esperanzador y muestra su peor cara de división del tripartito. Y eso, si es que Vox, al que están demonizando a derecha e izquierda por ser "extremo" mientras se retira lo de "extrema" a la izquierda podemita, no saca las llaves del reino, que las tiene, y obliga a PP y Cs a la reciprocidad política que el sentido común exige.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation