Menú

Movimientos en el PP: habrá cambios "significativos" en las listas electorales

Casado muestra su apoyo "rotundo" a Mañueco tras el incendio político por la dimisión de Clemente, que se reunió con Cs días antes del anuncio.

(Las Navas del Marqués, Ávila)
0
Casado, en una vaquería en Ávila, con Mañueco. | David Mudarra.

Pablo Casado asegura que aún no ha tomado ninguna decisión en relación a las listas electorales. Pero el PP vive en un estado de nerviosismo creciente, con rumores de todo tipo. Oficialmente, la dirección nacional promete una "renovación tranquila", aunque hay sectores de la formación que aspiran a cambios rotundos tanto en el Congreso como en el Senado. "Casado ya no debe nada a nadie, y está en su derecho de diseñar sus propios equipos", en palabras de un destacado dirigente popular.

Por ahora, lo único confirmado es que algunos veteranos, que en las primarias apoyaron a Soraya Sáenz de Santamaría, han anunciado su marcha. El caso más mediático es el de Celia Villalobos, aunque en los últimos días se han ido despidiendo del Congreso Teófila Martínez, Arturo García-Tizón o Rafael Merino. Y en Génova esperan que no sean los únicos, y que de aquí a abril vayan sumándose otros parlamentarios conscientes de que ya no tendrán hueco en las candidaturas.

Aunque se niegue formalmente, en Génova ya están en la confección de esas listas, y habrá modificaciones "significativas" –en palabras de un miembro de la cúpula– con respecto a las pasadas generales. Cristóbal Montoro ha trasladado al diario El Mundo su deseo de seguir como diputado, aunque en Génova no lo ven nada claro. "Esperemos que no nos ponga en ese brete", deslizaron al más alto nivel. Íñigo Méndez de Vigo, que también se situó del lado de Santamaría, es otro de los ministros de la época de Mariano Rajoy en la cuerda floja.

Los rumores también arrecian con respecto a la candidatura europea, una de las más codiciadas. En Génova se inclinan porque Esteban González Pons sea el cabeza de cartel, aunque sopesan "nombres de mujeres". Para los puestos intermedios ya hay aspirantes, como José Manuel García Margallo, hoy diputado y que ha dejado claro que quiere regresar a Bruselas. Rafael Hernando también podría dar el salto a las instituciones comunitarias.

Cambios en la dirección de los grupos

Hay un ala de la formación que, más allá de la confección de las listas, también espera que Casado aproveche para hacer cambios en la dirección de los grupos una vez se celebren las generales. Tras las primarias, después de negociar con su valedora María Dolores de Cospedal, situó a Dolors Montserrat como portavoz en la Cámara Baja. Pero, aunque muchos le reconocen su "gran trabajo" y que "ha repartido juego" dando protagonismo a todos los diputados, un sector considera que hay que buscar otro perfil "más potente".

También en el Senado, donde hay quienes piden el relevo de Ignacio Cosidó como portavoz. En su caso, respaldó desde un primer momento a Casado, pero su imagen está deteriorada por su supuesta implicación en la operación Kitchen y su polémico mensaje sobre el poder judicial. Andrea Levy, de la dirección nacional, le ha enseñado públicamente la puerta de salida en varias ocasiones. En cuanto al grupo, en Génova no esconden que trabajan en "cambios" para dar un empuje "a los senadores del 155".

"Llevaremos a los mejores, no hemos empezado a reflexionar al respecto", aseguró Casado, en declaraciones a los periodistas en el municipio abulense de Las Navas del Marqués, donde visitó una vaquería para dar visibilidad a la "España real". "Si de algo estoy orgulloso es de que la integración se ha realizado, que no se le ha preguntado a nadie a quién apoyó en las primarias", dijo. Y mandó un mensaje en clave interna, tras no cerrar la puerta a exministros de Rajoy o de José María Aznar: "Hablemos de nosotros mismos lo mínimo posible".

Respaldo a Mañueco

Lo que sí quiso dejar claro es que Alfonso Fernández Mañueco cuenta con su respaldo "inequívoco" y "rotundo" después de incendio político provocado por la dimisión de Silvia Clemente, quien fuera presidenta de las Cortes de Castilla y León. "Estoy convencido de que ella no quiere hacer daño al PP porque sería, en cierta medida, hacerse daño así misma", afirmó, en relación a las críticas que vertió contra el líder autonómico. "Tengo una relación buena con Clemente y ha sido una sorpresa desagradable", añadió, con Mañueco a su lado.

En este sentido, en el PP no descartaron que Clemente acabe incorporándose a Ciudadanos, después de desvelarse que mantuvo un encuentro con representantes de esa formación antes de anunciar su abrupta retirada. Según las fuentes consultadas, no informó a Mañueco, que recibió una llamada de Juan Vicente Herrera advirtiéndole de lo que iba a ocurrir.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios