Menú

Sánchez promete a Borrell el puesto de comisario que garantizó a Calviño

Así le convenció para ser candidato europeo, más la posibilidad de optar a la vicepresidencia de la Comisión Europea.

0
Sánchez promete a Borrell el puesto de comisario que garantizó a Calviño
Borrell, en una imagen de archivo. | EFE

Al final, lo convenció. Tras cuatro meses de presión y persuasión, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha conseguido convencer al todavía ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, para ser el candidato del PSOE a las elecciones europeas que se celebrarán el próximo 26 de mayo. La aceptación de Borrell se produce, según informan fuentes socialistas a LD, tras una conversación que ambos mantuvieron este lunes por la tarde/noche y después de que el ministro reconociera a su entorno en los últimos días que estaba "abierto a todo". Una evolución respecto a su rechazo inicial en el mes de noviembre cuando Sánchez le hizo la oferta y la filtró al diario El País como mecanismo de presión.

Pero Borrell no quería. Y sigue sin querer, según su entorno por motivos "personales y profesionales". Tanto por las reticencias de su mujer, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, a un traslado familiar a Bruselas, como por las aspiraciones de Borrell en el contexto internacional, que pasan por ser primero comisario comisario europeo, nombrado por el próximo Gobierno, y después vicepresidente de la Comisión Europea. Para ambas cosas Sánchez tendría que revalidar mandato en Moncloa y existen serias "dudas" de que lo consiga.

Las reticencias de Borrell ante la posibilidad de que el PSOE no consiga formar gobierno a partir del 28 de abril radican en la posibilidad de un poder mermado en la próxima legislatura: "No se ve cinco años sentado en el banco como portavoz de grupo" en un Parlamento Europeo del que fue presidente entre 2004 y 2007.

La 'compra' del 'sí quiero'

Y son esas dudas las que han demorado la decisión que tantos meses ha ocupado a Borrell deshojando la margarita. Y eso pese a que la última oferta de Sánchez no era menor: el compromiso de nombrarle comisario, si es reelegido en la próxima legislatura, descartando para ello a una alta funcionaria de Bruselas que recibió la misma promesa a cambio de entrar a formar parte del Gobierno de Pedro Sánchez hace ocho meses: la ministra de Economía, Nadia Calviño.

Una promesa que se elevó incluso en las últimas semanas ante la aspiración de Borrell de llegar a ser vicepresidente de la Comisión Europea, después de que el futuro gobierno presente su propuesta de comisario español en el mes de septiembre y se vote en la Comisión Europea un mes más tarde, en octubre. Un puesto que "lleva su nombre", dado el "enorme prestigio" y conocimiento de las instituciones comunitarias de Borrell, en un momento clave para Europa en el que, entre otras cuestiones, se producirá la negociación del Brexit.

Su equipo lo niega, Ferraz lo empuja

La confirmación de la noticia se producía este martes a las 8:29 horas desde el partido socialista. Ferraz mandaba un mensaje de ratificación de la candidatura que pillaba con el pie cambiado a su equipo. Durante toda la mañana, los servicios de prensa del Ministerio de Exteriores han evitado confirmar la noticia: "No hay nada decidido", decían pese al mensaje de Ferraz en modo imperativo. Una resistencia a la confirmación en privado pero también en público, ya que Borrell no ha querido comparecer para mostrar la satisfacción habitual de un candidato in pectore. En su lugar, fue la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, quien verbalizaba en el Congreso la alegría socialista.

"Pepe Borrell es un excelente ministro, un excelente candidato a las listas europeas, es uno de los valores de siempre del PSOE y, la verdad, es que estamos muy satisfechos porque la apuesta que hacemos es la de dar la batalla por una Europa social y de derechos. Y por eso presentamos a los mejores. Pepe Borrell lo es. Su compromiso con Europa está acreditado y para nosotros es una satisfacción muy grande que haya aceptado el reto de representar a los socialistas europeos". "¿Ha costado convencerle?", preguntaban los periodistas provocando la risa de Lastra: "Yo no he hablado con él pero estoy segura de que ha aceptado el reto con mucha ilusión y, además, con gusto".

Seguirá siendo ministro hasta el 26-M

Según Exteriores, Borrell seguirá siendo ministro del ramo hasta después de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo, dado que "no hay nada que obligue a su cese" ni se requiere, por tanto, de una crisis de Gobierno para forzar su sustitución. El ministro sigue ahora "plenamente en ejercicio" hasta las elecciones generales del 28 de abril y, después "en funciones hasta después del 26 de mayo". Cesará de su cargo como titular de Exteriores cuando recoja su escaño en el parlamento Europeo.

Batet, cabeza de lista por Barcelona

La conversación entre Sánchez y Borrell estaba prevista, se habían emplazado ambos a ella la semana pasada de cara a ir despejando el horizonte del Comité Federal de 17 de marzo que debe ratificar las listas electorales, pero fue la ministra Meritxell Batet quien precipitó los acontecimientos. Su entorno filtraba este lunes que recogía avales para presentarlos el miércoles en los órganos de dirección del PSC que decide sus listas el sábado en su Consell Nacional.

Un movimiento precedido por un fin de semana salpicado de mitines de Batet en los que fue "muy explícita" haciendo pública su voluntad de ser candidata por Barcelona. Con ello, despejaba el camino después de los rumores de este fin de semana en torno a la posibilidad de que Borrell encabezara esa lista por Barcelona tras el movimiento de la líder de Ciudadanos en Barcelona, Inés Arrimadas, y en el contexto de un PSOE a la búsqueda del voto de centro.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation