Menú

El PP, en estado de ebullición: nervios por las listas y rumores de trasvase a Cs y Vox

"A nosotros no nos hace falta pescar en caladeros ajenos", dice Casado. A sus diputados, les pide tranquilidad y lealtad. Antoni Camps ficha por Vox.

0
El PP, en estado de ebullición: nervios por las listas y rumores de trasvase a Cs y Vox
Pablo Casado y Ana Pastor este martes en el Congreso. | David Mudarra

Pablo Casado reunió por última vez a sus diputados antes de la disolución de Cortes. Y muchos no escondieron sus nervios. Algunos son conscientes de que no repetirán, otros aún desconocen si irán o no en puestos de salida. La preocupación se extiende al Senado, a la Eurocámara y también a las estructuras regionales y locales, que acusan las primeras bajas. En Castilla y León se recuperan todavía de la abrupta salida de Silvia Clemente, y no descartan más fugas. En las Islas Baleares, a José Ramón Bauzá se sumó el histórico Antoni Camps, que será candidato por Vox.

Los movimientos internos arrecian al tiempo que la dirección nacional va confeccionando las listas. En Génova admiten que habrá cambios significativos, a lo que sumar que el PP perderá previsiblemente un puñado importante de representantes en las distintas Cámaras. Para Casado sería un éxito romper la barrera de los 100 escaños en el Congreso, aunque algunas encuestas no le dan más de 80. En síntesis, "más de uno de los que estamos aquí, mañana no estaremos", en palabras de un veterano parlamentario.

A micrófono cerrado, Casado pidió a los suyos que estén tranquilos, que acabarán siendo ubicados en otros puestos en caso de no formar parte de las nuevas candidaturas. "Ha venido a decirnos que la lealtad será recompensada", en palabras de uno de los diputados consultados por este diario. Ya en su discurso abierto a los medios, llegó a augurar que el PP sacará más de los 134 escaños que tiene actualmente. "Nos vamos a ver muy pronto y con más escaños ocupados", dijo, antes de que este miércoles se celebre la última sesión de control de la legislatura.

Pese a las palabras de Casado, no pocos parlamentarios reconocieron su inquietud. Según su entorno, Jorge Fernández Díaz está meditando dejar o no la política, pero le retiene el aforamiento y espera mantener en breve una conversación con el líder; Cristóbal Montoro quiere repetir, pero en Génova no lo ven nada claro; y en el PP dan por descontado que Rafael Hernando busca un hueco en Europa. "¿Tú tienes alguna noticia?", le preguntó un destacado dirigente a un periodista. Celia Villalobos, que anunció su marcha consciente de que no iba a repetir en la candidatura por Málaga, se despidió de sus compañeros, después de lanzar un nuevo dardo a Casado por el tema del aborto.

En el partido se especula con que algunos cargos de salida están coqueteando tanto con Ciudadanos como con Vox. "A nosotros no nos hace falta pescar en caladeros ajenos", se revolvió Casado ante sus diputados, con el fichaje de Clemente por parte del partido naranja aún en boca de todos. "Se equivocan los dos", afirmó Juan Vicente Herrera, que este martes protagonizó un desayuno informativo en Madrid junto a Alberto Núñez Feijóo y Javier Fernández en el que pidieron pactos entre PP y PSOE.

Según fuentes del PP de Castilla y León, el equipo de Clemente ha llamado en los últimos días a alcaldes de la región para tantearles. Empezó a urdir su plan antes de Navidades, cuando dejó de asistir a los órganos internos de su partido. "Sabía que no iba a formar parte" de las listas", aseguró Javier Maroto el lunes, y habló una y otra vez de "dudas" sobre la honestidad de quien fue uno de los apoyos de Casado en la región. Esos rumores sobre su honestidad fueron a más este martes.

Con este caso aún en las portadas, saltó también el de Camps, histórico del PP balear. Después de 25 años en la política activa como popular, anunció que concurrirá a las elecciones por el partido de Santiago Abascal. "Tengo la oportunidad de defender mis ideas de forma cómoda y sin cortapisas, quiero seguir defendiendo lo que he defendido siempre, unas ideas que el PP actual ya no defiende", dijo en declaraciones a El Mundo. Hace apenas unas semanas, Bauzá también rompió con Biel Company, que sigue sin controlar por completo la estructura.

"Tranquilidad", insistieron en el entorno de Casado, que no paró de hacerse fotografías con sus diputados. Incluso se acercaron senadores a la Cámara Baja. Muchos lo hicieron en busca de un gesto, de alguna señal sobre su futuro político. "La familia bien, pero en lo laboral apunta a negro", bromeó resignado un parlamentario.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios