Menú

La discoteca que llenó Abascal cede ante el boicot LGTBI y pide disculpas por acoger un acto de Vox

Teatro Barceló se compromete a no "volver a trabajar con organizaciones que atenten contra los derechos de las personas".

0
Teatro Barceló se compromete a no "volver a trabajar con organizaciones que atenten contra los derechos de las personas".
Santiago Abascal y Rocío Monasterio en el Teatro Barceló | Twitter

Desde que Vox irrumpiera con fuerza en el panorama político y mediático, son varios los negocios que han sufrido coacciones, acoso e incluso amenazas por acoger actos del partido. Ocurrió recientemente en Segovia o en Alicante con locales que pretendían ceder sus instalaciones para celebrar actos pequeños del partido y acabaron cancelándolos por las presiones.

La semana pasada las juventudes de Vox celebraron el aniversario de Cañas por España en el Teatro Barceló de Madrid con la presencia de Santiago Abascal y Rocío Monasterio. Se trata de una fiesta en la que participan jóvenes de entre 18 y 30 años, simpatizantes del partido, y que en esta ocasión contó con la intervención de su presidente, al que se pudo ver pinchando música.

Dos días después, el 3 de marzo, estaba previsto que el local acogiera, como viene haciendo desde hace tres años, la fiesta Tanga en la que participan personas LGTBI. Sin embargo, la empresa encargada de organizarla, Locamente, anunció su cancelación a través de un comunicado en el que decía que "el acto de Vox en el Teatro Barceló es incompatible con los valores y filosofía de nuestra fiesta" y exigió una "disculpa" además del compromiso de "no volver a trabajar con partidos o formaciones que atenten contra el colectivo".

En declaraciones a Libertad Digital, el CEO de Locamente, Ferrán Poca, defiende que "no fue una decisión política" y que se "deben a sus clientes, que ya no se sentían cómodos en ese espacio". Preguntado por el hecho de que su decisión pueda ser considerada intolerante cuando, como miembros LGTBI, reclaman tolerancia, el organizador de la fiesta insiste en asegurar que "no podían entrar en un lugar que dos días antes" había albergado un acto de VOX.

Teatro Barceló cede tras el boicot

El 4 de marzo, en medio de la polémica, y después de mantener una larga reunión para valorar lo ocurrido, según ha podido saber este periódico, Teatro Barceló emitió un comunicado a última hora del día para ofrecer una respuesta. En él dicen "lamentar profundamente que el colectivo LGTBI se hubiera sentido dolido" y se "comprometen a no volver a trabajar con empresas u organizaciones que atenten contra los derechos de las personas".

La empresa evita confirmar a este periódico si eso implica no volver a trabajar con Vox y hace hincapié en la buena relación que mantienen con el grupo LGTBI. Según ha podido saber este periódico, Teatro Barceló y Locamente estuvieron en permanente contacto antes de que se emitiera el comunicado.

Ferrán Poca declara este periódico que la nota de Teatro Barceló "es lo que pedían", aunque no aclara si regresará la fiesta Tanga al espacio.

Vox evita entrar en la polémica

Desde el partido de Santiago Abascal evitan hacer valoraciones sobre lo ocurrido. En su perfil de Twitter, Cañas por España asegura que la fiesta LGTBI se canceló porque "sabían que no iban a llenar el aforo ni la mitad" que ellos y les acusa de "inventarse una excusa que les deja como el lobby intolerante y totalitario que son. Nosotros nos lo pasamos muy bien", concluyen.

En las imágenes distribuidas por Vox con la intervención completa de Abascal no se aprecian insultos contra las personas LGTBI y el partido asegura que "es falso" que se profirieran ofensas. El coordinador de Cañas por España, José Manuel Menéndez, intervino antes para defender que ellos "han puesto en pie" la badera española mientras "la universidad había levantado las banderas rojas de la hoz y el martillo" o las "lgtbi", entre aplausos y abucheos de algunos asistentes.

En España

    0
    comentarios

    Servicios