Menú

Tensión, insultos y gritos contra agentes de los Mossos por el lazo amarillo de la Generalidad

Un grupo de ciudadanos se encara contra los Mossos cuando estos impiden que se retiren los lazos amarillos del palacio de la Generalidad.

(Barcelona)
0

Segunda noche de tensión en la plaza de San Jaime de Barcelona. Alrededor de una treintena de personas han intentado retirar la pancarta con el lazo amarillo emplazada en el balcón del palacio de la Generalidad. A diferencia de lo que sucedió la noche anterior al otro lado de la plaza, en la fachada del Ayuntamiento, no han conseguido su propósito.

La entrada de la Generalidad está protegida con vallas y el retén de Mossos ha actuado rápidamente para impedir que los manifestantes arrancaran la pancarta separatista. Se han registrado momentos de gran tensión, con empujones y encontronazos entre los agentes y los ciudadanos que pretendían dar cumplimiento a la orden de la Junta Electoral Central (JEC) que ha desoído el presidente de la Generalidad, Quim Torra. Los manifestantes se han encarado con los mossos, les han acusado de "prevaricadores" y de ser la policía política de la Generalidad. También ha habido gritos de "nazis". "¿Dónde estabais el 1 de octubre?" han coreado también las personas concentradas, muchas de ellas a cara descubierta.

En los momentos de mayor tensión, los manifestantes han alzado los brazos al estilo de los independentistas en señal de sus pacíficas intenciones. Y han exigido a los mossos que dieran curso a la orden de la Junta Electoral Central. "A la Fiscalía que vais a ir de cabeza" ha gritado una persona. La acción se ha desarrollado con el acompañamiento de cámaras de vídeo con focos. "Se está grabando", advertían los concentrados a los agentes de policía cuando pretendían practicar una detención. Ha habido ciudadanos que se han encarado con los mossos para reprocharles el incumplimiento de la orden de la Junta Electoral

Colau sí obedece

De momento, Torra se niega a cumplir con el requerimiento de la JEC, a diferencia de la alcaldesa Ada Colau, que ayer mismo dio orden de retirar la pancarta tras una resolución de la Junta a petición del grupo municipal del PP y de que otro grupo de ciudadanos retirara con una pértiga el lazo amarillo. Fue repuesto, pero sólo duró unas horas.

La Junta Electoral de Barcelona ordenó a la alcaldesa la retirada de la pancarta con el lazo amarillo porque "la colocación de lazos amarillos en el espacio público es un acto que vulnera flagrantemente la neutralidad del Ayuntamiento.

En su nota, la Junta Electoral de Barcelona recuerda también que "no se puede colocar en edificios y otros lugares de titularidad pública símbolos que puedan considerarse partidistas". De esta manera, la Junta Electoral atendía el recurso del jefe del grupo municipal del PP de Barcelona, Alberto Fernández.

De primeras, la alcaldesa ordenó recurrir, pero al poco se echó atrás y encargó un informe a la secretaría municipal que concluyó que la pancarta con el lazo podía interpretarse como un símbolo partidista. Así, Colau ordenó retirar la pancarta y emitir una nota municipal en la que se recuerda que la pancarta ya se retiró con ocasión de las pasadas elecciones autonómicas, las del 155.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation