Menú

Vox propone blindar la autodefensa y la tenencia de armas en España

Santiago Abascal defiende que los españoles puedan usar armas en situaciones de amenaza real sin tener que enfrentarse a un "infierno judicial".

0
Santiago Abascal | EFE

Vox acaba de abrir un debate que, al menos hasta ahora, era tabú en España: la tenencia de armas y el derecho a la legítima defensa. En las últimas semanas se han producido algunos cambios a nivel internacional que han avivado esta cuestión.

Primero fue el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien firmó un decreto el pasado enero para facilitar la venta de armas entre la población. Esta nueva normativa permitirá extender la duración de la licencia a diez años –antes eran cinco– y los compradores no necesitarán justificar las razones de su compra a la Policía Federal. Además, se amplía a cuatro la cantidad máxima de pistolas que puede poseer un ciudadano, mientras se mantiene el resto de requisitos para acceder a un arma, desde tener 25 años y un empleo hasta no contar con antecedentes penales ni impedimentos físicos o psicológicos.

Pero Bolsonaro no ha sido el único en flexibilizar el acceso y uso de armas por parte de la población civil. A principios de marzo, Italia, a iniciativa de la Liga que lidera Matteo Salvini, partido que forma parte del Gobierno, aprobó un proyecto de ley para ampliar el derecho a la legítima defensa. Hasta ahora, se consideraba lícito el uso de un arma de fuego para defenderse de un asaltante, pero bajo una serie de circunstancias. Con esta modificación, la defensa será considerada "siempre legítima", de modo que el ciudadano podrá actuar en caso de que perciba una amenaza.

Entre otros puntos, este cambio legal, conocido como la "doctrina castillo", permite la autodefensa en caso de que un ladrón o asaltante amenace con usar un arma, aunque no la muestre; quienes se hayan defendido con un arma en "un estado de grave agitación fruto de la situación peligrosa" no podrán ser procesados, de modo que ni el criminal ni su familia tendrán derecho a recibir indemnización alguna en caso de herida o fallecimiento; también aumentan las penas de cárcel hasta los seis años para quienes entren a robar en una propiedad privada; y la excarcelación del delincuente sólo se facilita en caso de que indemnice a la víctima por los daños causados.

La reacción del líder de Vox, Santiago Abascal, a la reforma aprobada en Italia fue de apoyo total.

Ahora, en una entrevista concedida a Mavi Gutiérrez, directora del portal armas.es, Abascal avanza algunas de las propuestas de su partido en esta materia. A continuación, se reproduce parte de la citada entrevista:

- En España no existe el derecho a la autodefensa, sino una eximente total o parcial ante una responsabilidad penal. ¿Cómo ve Vox la posibilidad de que los españoles, sin antecedentes penales y con certificado de idoneidad psicológica, puedan tener un arma en casa para defenderse ellos mismos y a sus familias?

En Vox creemos que hay que ampliar el concepto de legítima defensa para que no se produzcan situaciones tan injustas como la que vivió ese anciano de Tenerife que fue condenado por disparar a un asaltante que entró en su casa y agredió y torturó a su esposa. O el policía local de Sevilla que se enfrenta a 20 años por disparar a sus asaltantes. O tantos otros casos. La ley está tratando a estas personas como villanos y a sus asaltantes como víctimas, cosa que también ocurre con los okupas, por cierto. A nosotros esto nos parece dramático.

Hace falta un cambio radical urgente en la ley, no solo para que los españoles sin antecedentes y en pleno uso de sus facultades mentales puedan disponer de un arma en su casa, sino para que puedan usarla en situaciones de amenaza real para su vida sin tener que enfrentarse a un infierno judicial, a penas de cárcel o incluso a indemnizaciones a los familiares de los delincuentes que les asaltaron.

- Las armas NO letales, permitidas en países como Francia y Alemania, están estrictamente prohibidas en nuestro país, permitiéndose actualmente solo un débil espray de pimienta como defensa. ¿Tiene previsto Vox legalizar la adquisición y porte de estos sistemas netamente defensivos para dar una mínima oportunidad de defensa a los ciudadanos honrados?

Vox es el partido del sentido común, y por supuesto que apoyamos el derecho a la autodefensa de los españoles de bien, faltaría más. Por desgracia, tenemos unas leyes que tratan a los delincuentes como víctimas y a los ciudadanos honrados como delincuentes. El español honrado siempre está bajo sospecha. Para el consenso progre, todos los españoles somos asesinos en potencia, violadores en potencia, agresores en potencia que debemos ser reeducados y casi encerrados de por vida, pero, cuando aparece un asesino o un violador de verdad, entonces todo es buenismo y derechos humanos y reinserción.

Nuestra concepción de la delincuencia es totalmente opuesta: los españoles honrados tienen todo el derecho a defenderse y los criminales y delincuentes tienen derecho a recibir visitas en la cárcel. Esa nueva concepción tendrá también consecuencias en el tema concreto del que me preguntas, pero no hemos detallado hasta el extremo reglamentario. Escucharemos a los profesionales y expertos, y, sobre todo, a la gente de la calle cuando haya que hacerlo.

Ni legítima defensa ni derecho a armas

En España, a diferencia de lo que sucede en otros muchos países, no existe el derecho a la autodefensa como tal, de modo que repeler un robo o agresión puede acarrear graves consecuencias penales en función de las circunstancias de cada caso.

Asimismo, las licencias para poseer armas de fuego, más allá de los permisos de caza, están muy restringidas a nivel nacional. En concreto, España apenas cuenta hoy con 8.459 licencias de armas cortas, tipo B (pistolas y revólveres). Este tipo de licencias solo pueden ser concedidas por la Dirección General de la Guardia Civial y bajo unas condiciones muy estrictas (amenazados por terrorismo, por ejemplo). Tienen tres años de validez, nadie puede poseer más de una licencia B y cada una no ampara más de un arma.

La propuesta que avanza Abascal, por el contrario, permitiría a la población civil disponer de un arma en su casa, siempre y cuando el dueño de la licencia carezca de antecedentes penales y esté en pleno uso de sus facultades físicas y mentales. Además, Vox propone blindar el derecho a autodefensa para que los españoles puedan usar armas "en situaciones de amenaza real para su vida" sin tener que ser procesados por ello ni pagar indemnizaciones a los criminales.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation