Menú

La autonomía a lo PSC del PSOE andaluz frente a Ferraz: ¿aviso a navegantes o globo sonda?

Un grupo de destacados proponentes plantea abiertamente una "escisión" para evitar las injerencias de Pedro Sánchez.

0
La autonomía a lo PSC del PSOE andaluz frente a Ferraz: ¿aviso a navegantes o globo sonda?
Susana Díaz, junto a algunos cargos socialistas andaluces | EFE

La noticia ha saltado pero muy pocos medios se han hecho eco de ella. Ni siquiera las agencias EFE o Europa Press dan cuenta de ella. Tampoco los diarios El Mundo, los del grupo Joly, ni siquiera los medios vinculados estrechamente al PSOE o a la izquierda en general. Ha sido ABC quien destaca a toda página, portada incluida, que "sectores del PSOE andaluz exigen una menor dependencia de Ferraz".

No cabe duda de que los últimos acontecimientos han motivado un importante descontento en las filas del socialismo andaluz. Desde aquella desacostumbrada abstención en las elecciones del pasado 2 de diciembre, sospechosa para los susanistas de haber sido inducida por Ferraz, a la última advertencia de Pedro Sánchez sobre los candidatos a presidentes de la Diputación, con el dedo sanchista en las listas desdeñando la decisión de las bases locales, la cuerda se ha tensado.

Pero de ahí a que los socialistas andaluces se atrevan a dar un paso tal como el del socialismo catalán, acunando en cierto modo un "patriotismo andaluz de partido", que hasta Alfonso Guerra ha señalado en su último libro, va un trecho.

Fue el mismo socialismo andaluz el que más se ha opuesto al modo catalán de hacer las cosas en su partido e incluso se pensó en refundar el PSOE en Cataluña para evitar la contaminación nacionalista. Por tanto, que ahora, tras la derrota de diciembre, se insinúe siquiera hacerse un "Maragall" o un "Iceta" desde el Sur, puede ser un aviso a navegantes para frenar el acoso y derribo de Susana Díaz, aunque también un globo sonda.

Según ABC, hay un grupo de destacados proponentes de esta solución drástica, entre los que se cuentan pesos pesados históricos, exministros felipistas, exconsejeros de la Junta e incluso algún expresidente, se supone que de la Junta, que plantea abiertamente una "escisión" (palabra que utiliza el diario de Vocento) para evitar las injerencias –reglamentarias, por otra parte– de Pedro Sánchez en la marcha del socialismo andaluz.

En principio, este grupo, del que no se conoce nombre alguno, trata de conseguir que se consulte a la militancia andaluza sobre una menor dependencia del aparato federal, algo que en España sólo ha logrado el PSC catalán. Para ello, ha mantenido reuniones y ha sacado el tema de un partido autónomo asociado al PSOE nacional, con órganos propios y financiación independiente.

Si el voto de las bases fuera favorable a una solución de este tipo, se desarrollaría un proceso interno que culminaría en un congreso regional andaluz que aprobaría la separación del socialismo andaluz de la organización federal en un marco de autonomía para su organización. El modelo sería el catalán que hizo afectiva en 1978 una peculiar relación "federal" con la dirección nacional.

En la base de todo está el "agravio" catalán, que pende no sólo sobre Andalucía sino sobre toda España y el agravio interno de funcionamiento de un PSOE que en Cataluña no se atreve a remover a nadie de las listas y, sin embargo, en Andalucía, mete las tijeras y corta cabezas que habían sido elegidas por las bases.

De todos modos, proponer algo así es prácticamente desafiar la "legalidad" socialista. En los estatutos del PSOE, se dice que "El PSOE es una organización política de carácter federal, constituida sobre la base de Agrupaciones de Distrito, Municipales, Insulares y/o Provinciales y estructurada en Partidos o Federaciones de Nacionalidad o Región", pero se añade que todo finalmente pasa por la decisión del Comité Federal y la Comisión Ejecutiva Federal.

Para mayor abundamiento, se dice textualmente que

Cualquier actuación de los órganos que integran el Partido (congresos regionales entre ellos) que resultase contraria a lo establecido en estos Estatutos, a las resoluciones del Comité Federal o de la Comisión Ejecutiva Federal podrá ser suspendida y dejada sin efecto por decisión de la Comisión Ejecutiva Federal.

Se precisa además que

cuando la situación orgánica o política de un determinado ámbito territorial del Partido lo aconseje, la Comisión Ejecutiva Federal podrá adoptar las medidas que estime necesarias a fin de restaurar la normalidad. El Reglamento Federal de desarrollo de los Estatutos regulará los supuestos y los procedimientos a seguir en estos casos.

Pero dado que en los Estatutos federales del PSOE no se menciona siquiera el caso catalán, cabría la posibilidad de interpretar que todas las agrupaciones regionales tienen el mismo derecho a la autonomía que el PSC.

De hecho, fíjense las interpretaciones que admite el artículo 78 que dice lo siguiente:

Artículo 78

1. Corresponde a los Partidos de Nacionalidad o Región la adecuación y realización del proyecto socialista a las circunstancias específicas de su ámbito de actuación. Gozarán de plena autonomía para dirigir la acción política en el ámbito de sus competencias estatutarias, dentro del marco general del programa socialista.

2. Los programas electorales de nacionalidad o región, la política de alianzas y el desarrollo legislativo deberán ser consultados con la Comisión Ejecutiva Federal y, si hubiera discrepancias, el contencioso será sometido al Comité Federal.

3. Previamente a su designación informarán a los órganos federales, la candidatura a las Presidencias y Gobiernos de las Comunidades Autónomas.

Como suele ser habitual en los globos sonda, la propia Susana Díaz desmentía este jueves la información de ABC y negaba la posibilidad de una escisión del PSOE andaluz.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation