Menú

Vox centra ahora su estrategia en atacar al PSOE

El partido modula sus críticas contra la "derechita cobarde" y la "veleta naranja".

0
El partido modula sus críticas contra la "derechita cobarde" y la "veleta naranja".
Santiago Abascal y su equipo en la noche electoral del 28-A | EFE

La irrupción de Vox en el Congreso de los Diputados les ha abierto también la puerta de otras instituciones en lo que a actos se refiere. Por primera vez los miembros del partido participaron en las celebraciones del 2 de mayo y no desaprovecharon la oportunidad de publicitarse de cara al 26M. Sus candidatos en Madrid, Rocío Monasterio y Javier Ortega Smith, acudieron acompañados del diputado por Madrid, Iván Espinosa de los Monteros.

A pesar de la tensión política vivida durante los actos y de las duras declaraciones de Pablo Casado contra Vox refiriéndose a ellos como "derecha radical" "extrema derecha" o "ultra derecha", Monasterio y Ortega Smith evitaron entrar en el cuerpo a cuerpo con el PP. "Otros que sigan con sus divisiones, con sus enfrentamientos. Hemos venido a enviar un mensaje de unidad y las batallas de los viejos partidos se las dejamos a ellos", dijo Javier Ortega Smith al ser preguntado por los periodistas. También Rocío Monasterio hizo hincapié en su mensaje sin enfrentarse a PP y Cs.

El mismo día, en Twitter, Santiago Abascal, muy crítico en otras ocasiones en sus respuestas a los ataques del PP, evitaba también responder directamente a las palabras de Pablo Casado. "Siga el señor Casado equivocándose de enemigo. Nosotros a nuestras propuestas", escribía desgranando algunas de ellas como la repatriación de inmigrantes ilegales, cierre de chiringuitos ideológicos, reducción de impuestos, defensa de la libertad de educación y defensa de la igualdad de los españoles ante la ley.

Su vicesecretario de comunicación y diputado electo por Toledo, Manuel Mariscal, al ser preguntado por los ataques de PP y Cs durante una entrevista en EsRadio, evitaba la crítica directa y desviaba la cuestión hacia la exclusión de Vox en la ronda de contactos de Pedro Sánchez. Desde Andalucía llegaba la posición más dura contra el PP en forma de advertencia al exigirles una rectificación en sus "insultos" o, de lo contrario, ni siquiera se sentarán a negociar con ellos los Presupuestos autonómicos.

Después de dirigirse a los ‘populares’ como la "derechita cobarde" e incluso más recientemente definirles como "la veleta azul" tras el giro al centro dado por Pablo Casado, y hablar de Ciudadanos como "la veleta naranja" acusando a su líder, Albert Rivera, de seguir las directrices de Francia, ahora los dirigentes de Vox optan por un perfil más combativo con el PSOE y los separatistas y menos centrado en atacar a sus potenciales aliados, evitando así una guerra suicida en la derecha.

"No queremos que el PP desaparezca", admiten en el partido de Santiago Abascal conscientes de que cualquier gobierno alternativo a la izquierda el 26M pasa por la suma de los tres partidos. "No deseo que el PP implosione ni se disuelva", aseguraba de hecho Iván Espinosa de los Monteros en una entrevista en Antena 3 añadiendo que "espera que sea un proceso paulatino". También el papel negociador de los populares haciendo de nexo entre Vox y Cs, como ya demostraron en Andalucía, será fundamental después de las autonómicas y municipales.

En España

    0
    comentarios

    Servicios