Menú

Los diputados presos de Puigdemont no renunciarán al acta y facilitarán la investidura de Sánchez

La diputada de JxCAT, Laura Borrás también ha recriminado al rey, en Zarzuela, su papel tras el referéndum ilegal.

0

Ha sido la reunión más larga hasta el momento. 50 minutos ha estado despachando con Felipe VI la representante de JxCAT, Laura Borràs. "Ha durado más de lo esperado pero no ha sido una visita de cortesía", ha explicado tras el encuentro en el Palacio de la Zarzuela la diputada separatista que ha acudido a la ronda de contactos luciendo un broche amarillo y una pulsera del mismo color colocada estratégicamente en la mano con la que ha saludado al monarca.

Borràs ha acudido a la Zarzuela después de que el Tribunal Supremo haya denegado al número uno de la candidatura del fugado Carles Puigdemont, el preso Jordi Sánchez, la salida de prisión para participar en esta ronda. "He acudido al Palacio de la Zarzuela para ser su voz, para actuar de portavoz y también para ser altavoz de estas voces que pretenden silenciar desde la cárcel", ha explicado Borràs en la posterior rueda de prensa en el Congreso.

La diputada separatista ha asegurado, además, que ha trasmitido al monarca su decepción por haber tomado partido tras la celebración del referéndum ilegal con su discurso del 3 de octubre. "Le he mirado a los ojos para decirle tal vez lo que no le había dicho nadie. Le he dicho que los catalanes no tenemos rey, pero que hoy acudía a ver al rey de España porque se había manifestado como un actor relevante a partir del 1 de octubre", recriminando, incluso, que declinase recibir a la también procesada Carme Forcadell en 2016.

"Le visitaba además, como votante del 1- O", ha explicado la portavoz del grupo parlamentario de JxCAT que ha confirmado que en ese encuentro con Felipe VI le ha entregado una carta personal del preso Jordi Sánchez e incluso una copia del polémico informe redactado por un grupo de trabajo de la ONU hablando de detenciones "arbitrarias", y desautorizado por el Gobierno.

"Le he trasladado que no podía castigar una realidad que ignoraba y que era necesario hacer un esfuerzo para comprenderla. Hoy esa realidad se ha sentado delante suyo", ha concluido Borràs que en consonancia con ésto, le ha pedido al rey que actúe como moderador en la cuestión catalana pese a no reconocerle como jefe del Estado.

No habrá renuncia de escaños

Borràs ha dejado para el final de su intervención en el Congreso la gran pregunta de cara a la investidura. El posicionamiento de los tres diputados suspendidos del grupo de Puigdemont. Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull todavía no han decidido qué harán con sus actas, ellos tendrán la última palabra, pero por ahora, y según ha confirmado la portavoz de su grupo parlamentario, Laura Borrràs, "no tienen intención alguna de renunciar a sus escaños porque para ellos, presentarse a las elecciones, no fue un gesto simbólico".

La decisión de los tres diputados suspendidos de JxCAT –Oriol Junqueras (ERC) sí renunciará a su acta –es clave para saber si Pedro Sánchez contará con los apoyos necesarios para ser investido en segunda vuelta. De mantener los presos la negativa a correr lista, Sánchez solo necesitaría los 'síes' de Podemos, PNV, PRC y Compromís y la abstención de Navarra Suma para convertirse en presidente del Gobierno en la segunda votación. Serían 173 síes frente a 172 noes contando con que Junqueras sí renuncie a su escaño.

La ausencia de los tres diputados suspendidos en esta votación equivaldría a tres abstenciones. A la espera de que el independentismo se decida, Borràs ha trasladado este jueves al rey que "el futuro presidente ha de ser alguien dispuesto al diálogo político y que abandone la senda de la represión", sin ofrecer más detalle sobre sus verdaderas intenciones.

En España

    0
    comentarios

    Servicios