Menú

La prensa desvela los entresijos de la negociación PSOE-Podemos: de problemas con el WhatsApp al jaque de Iván Redondo

¿Qué fue lo que hizo fracasar la negociación entre PSOE y Unidas Podemos para la investidura? Varios periódicos analizan hora a hora la negociación.

Libertad Digital
0
La prensa desvela los entresijos de la negociación PSOE-Podemos: de problemas con el WhatsApp al jaque de Iván Redondo
Sánchez y Redondo, saliendo del Congreso. | EFE

La negociación entre PSOE y Unidas Podemos empezó tarde y, tal y como lo cuenta Carlos E. Cué en El País, mal: con la vicepresidenta Calvo esperando a Pablo Echenique en un hotel en San Sebastián de los Reyes durante más de hora y media el sábado 20 de julio.

El periódico de Prisa cuenta algunos detalles interesantes de la negociación, como que en total los equipos de los dos partidos se han reunido sólo 20 horas repartidas en cuatro encuentros, uno de los cuales fue de sólo 20 minutos. Además, siempre según el periodista de El País, hubo en realidad dos grupos de trabajo con resultados muy dispares: mientras que el dedicado al reparto de cargos naufragó estrepitosamente, hundiendo con ello toda la negociación, el que trabajaba en el programa sí funcionó: llegaron a tener "100 folios trabajados, aunque no cerrados".

Tú en WhatsApp y yo en Telegram

Lo más llamativo, no obstante, es que la negociación podría haber fracasado por una discrepancia tecnológica: mientras Carmen Calvo mandó la última concesión del PSOE por WhatsApp a Pablo Echenique, el dirigente de Podemos usa más Telegram –una herramienta de mensajería similar– por lo que tardó horas en verla hasta que, cuando lo hizo, todo había saltado por los aires.

El País cuenta que todo terminó justo antes de la votación en el Congreso del jueves, cuando Unidas Podemos pidió a la Meritxell Batet un receso para poder negociar pero Pedro Sánchez se negó a ello.

La partida de ajedrez de Redondo

En El Mundo Javier Negre se centra en lo que denomina "una calculada partida de ajedrez" disputada entre un rey –Pablo Iglesias– y un peón: el poderoso asesor presidencial Iván Redondo.

Según el relato de Negre, que se remonta a los primeros días tras las elecciones, el asesor de Sánchez en ningún momento ha buscado que Iglesias o su partido formasen parte del Ejecutivo y en realidad todo ha sido una batalla de desgaste en la que Redondo "siempre estuvo controlándolo todo y muy coordinado con Ábalos y Carmen Calvo", según confiesan fuentes gubernamentales.

De hecho, la respuesta de Podemos al envite tampoco se hizo esperar y el asesor sufrió varios ataques desde Podemos, ya directamente de Iglesias ya en redes sociales, en las que "con Redondo no" llegó a ser trending topic aupado por las granjas de bots podemitas. Entre medias, uno y otro bando recurrían a sus periodistas de confianza para llenar las tertulias con su argumentario, de nuevo un papel deshonroso para la prensa.

La conclusión del reportaje es que Redondo ha logrado una nueva victoria: tal y como el propio jefe de gabinete confesó a un colaborador tras las primeras críticas internas a Iglesias: "Jaque mate. Los suyos poniéndole en cuestión", aseguraba triunfante.

Garzón como mediador

ABC, por su parte, se centra en lo ocurrido desde el primer día de la sesión de investidura y destaca el momento, ya el miércoles, en el que sin noticias del equipo negociador de Unidas Podemos, los socialistas recurren a Alberto Garzón tras haber llamado a Ione Belarra sin que esta respondiese.

Garzón logró ejercer esa mediación, aunque finalmente no se obtuvo ningún resultado y ese fue el momento en el que José Luis Ábalos fue el protagonista, ya que, siempre según el periódico de Vocento, llamó a varios portavoces de izquierdas en el Congreso para que en el debate del jueves no fuesen muy duros con Pedro Sánchez. Al menos dos partidos recibieron esa llamada: Joan Baldoví de Compromís y, por supuesto, Gabriel Rufián de ERC.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios