Menú

Rivera pide un pacto con PP y PSOE tras el 10-N: "Si no nos unimos nos van a comer los nacionalistas"

Albert Rivera habla de la situación de Ciudadanos y de sus principales "preocupaciones" en Es la Mañana de Federico.

0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Federico Jiménez Losantos entrevista a Albert Rivera Es la Mañana de Federico

Albert Rivera cree que la "única solución" después de las elecciones del 10 de noviembre es un pacto entre Ciudadanos, el PP y el PSOE. Una entente a tres que, según explicaba este miércoles en una entrevista en Es La Mañana de Federico, en esRadio, permitiría que, a diferencia de lo ocurrido los últimos cuarenta años, los nacionalistas no tengan "la batuta" de España. "Si no nos unimos transversalmente nos van a comer los nacionalistas, y van a seguir implantando el miedo y el terror, como lo hacen en las calles" sintetizaba.

El líder de Ciudadanos contemplaba varios escenarios para ese acuerdo, aunque descartando de entrada un "tripartito" con populares y socialistas si bien afirmaba que "yo creo que va a ser más inteligente un acuerdo de Estado" para evitar, decía, "sillones, ministerios, y batallas, que para eso ya tenemos bastante con Podemos y el PSOE".

"Ese acuerdo, de concentración, de Estado, de coalición...me da igual el nombre que se le ponga" señalaba, debería revertir el camino de las cesiones que, a su juicio, han hecho tradicionalmente los dos grandes partidos: "Lo entiende un niño de cinco años, a quien quiere romper un país no se le entregan las llaves del país, ni se le pone al frente del país, como ha ocurrido con Pujol, con Arzalluz, con Carod Rovira, con Artur Mas, con Puigdemont, oiga: ¿Cuándo van a aprender PP y PSOE que se acabó ya esa etapa?"

Rivera llegaba a aventurar que el bloque del centroderecha seguiría sin sumar el 10-N, como ocurrió en las elecciones generales de abril, aunque, por otra parte, se preguntaba hasta qué punto se puede confiar en el PSOE: "¿El PSOE es capaz de entender que Ciudadanos y el PP, y la mitad de España, no somos fachas sino que somos demócratas que queremos lo mejor para España? ¿Son capaces de entender que lo importante no es el sectarismo ideológico sino las políticas de Estado? Esa es mi preocupación" sentenciaba en los micrófonos de esRadio.

Cesar a Torra

"Un señor que con su coche oficial se va a cortar una carretera no puede ser presidente de una comunidad autónoma", dijo tajante Albert Rivera en los primeros compases de su entrevista con Federico Jiménez Losantos en Es la Mañana de Federico. Sobre Cataluña, el líder naranja recordaba que "la Constitución tiene un mecanismo que se pensó para gente como Puigdemont o Torra, que es el artículo 155".

Rivera insistió en que, si no se aplica este artículo y el Estado toma el control de Cataluña, dentro de dos o cuatro años en lugar de haber un 45% de la población catalana separatista, serán más del 50%, porque "seguirán controlando las televisiones, la educación, etc."

Por este motivo, dijo Rivera que el 11 de noviembre hay un reto para la nación española y es la unidad del país y su amenaza, "que es el señor Torra".

Rivera propone que, después del 10-N, "gane quien gane, haya un acuerdo para blindar la Constitución y fijar cuánto tiempo y con qué competencias" se imponga el 155 "hasta que haya tranquilidad en Cataluña. No se puede hablar de otros asuntos si nos están incendiando las calles". En Cataluña, afirmó Rivera, hay un problema institucional, cuyos representantes "ponen por delante la identidad al servicio público. El nacionalismo es incompatible con la democracia, y en lugar de tratarlo como un problema le hemos dado un pátina de modernidad y progresismo".

"No me inventé el 'con Rivera, no'"

Preguntado por su estrategia del no es no a Sánchez tras las elecciones de abril, el líder de Ciudadanos dejó claro que el "con Rivera no, no me lo inventé yo". "Cumplí la palabra dada a mis votantes. Sánchez lo ha hecho mal y lo está haciendo mal. Le pedí una reunión en septiembre porque sabía que los independentistas no iban a aceptar la sentencia del Tribunal Supremo fuera cual fuera, iban a salir a la calle de todas formas, y se negó. Pido al PSOE que vuelva al constitucionalismo, Sánchez se ha equivocado de aliados. No podemos seguir cediendo al nacionalismo".

"Si no desmontamos la hegemonía del nacionalismo, España tiene un problemón", dijo, y planteó tres retos para después de las elecciones: un compromiso para el desbloqueo político, reformas en asuntos de Estado y la unidad de la nación e igualdad entre españoles. Cree Rivera que la izquierda no va a sumar tras el 10-N, y "entonces Sánchez no tendrá otra alternativa que entenderse con la oposición constitucionalista". Por ello, "pongo encima de la mesa un pacto de Estado".

Sobre el debate acerca de su liderazgo, que eventualmente podría plantearse ante un mal resultado en las urnas que, hoy por hoy, vaticinan las encuestas, Rivera afirmaba coloquialmente que "en política se viene llorado de casa y el que piense más allá de veinticuatro horas o cuarenta y ocho horas se equivoca". El líder naranja volvía a remitirse a sus orígenes, cuando se fundó Ciudadanos en 2006, y a la travesía del desierto posterior, con tres escaños en el Parlament, para asegurar que no tiene apego al cargo. Su preocupación, ha dicho, es "por Cataluña y no por los escaños".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation