Menú

Torra insiste en telefonear a Pedro Sánchez, no condenar la violencia y atacar a los Mossos

El presidente de la Generalidad convierte en una costumbre llamar a Moncloa y no aclara si tiene vínculos con los CDR detenidos por terrorismo.

(Barcelona)
0

Sesión de control en el Parlamento de Cataluña. Quim Torra anuncia que ya ha llamado cinco veces a la Moncloa para hablar con Pedro Sánchez sin resultado. El presidente de la Generalidad no se apea del burro, mantiene su estrategia de denunciar que el Gobierno no quiere dialogar y apunta que ya es la quinta vez que el presidente en funciones no se le pone al teléfono.

Considera Torra que así desgasta a Sánchez y pone de relieve la falta de interés del Gobierno en solucionar "por las buenas" el expediente catalán. Torra quiere un diálogo tasado, autodeterminación y autodeterminación y, si acaso, que se vayan las "fuerzas de ocupación" para desescalar el "conflicto".

Torra no condena la violencia

El dirigente separatista sigue en sus trece de no condenar de manera específica la violencia desatada por los grupos separatistas y se limita a un genérico rechazo a "todas las violencias", versión actualizada del proetarra "venga de donde venga". El martes anunció que propondría una comisión de investigación sobre la supuesta "brutalidad policial" y este miércoles ha abundado en la idea. La tesis de Torra es que de no ser por la policía, incluida la de la Generalidad, no habría habido violencia.

El presidente de la Generalidad se ha decantado del lado de los Comités de Defensa de la República (CDR). Nada extraño. Comenzó su mandato presumiendo de que su familia estaba apuntada a los comités y un sobrino suyo fue detenido en calidad de CDR por el sabotaje al AVE en Gerona en conmemoración del primer aniversario del referéndum ilegal.

No aclara su relación con los CDR detenidos

Sin embargo, se ha negado responder a la portavoz de Ciudadanos, Lorena Roldán, cuando le ha exigido que aclare si ha tenido alguna relación con los CDR detenidos y en prisión provisional por pertenencia a banda armada y tenencia y fabricación de explosivos. Torra se resiste a hablar sobre los informaciones que le vinculan con los detenidos y le sitúan en al menos una reunión con algunos de ellos.

Por su parte, el dirigente socialista Miquel Iceta ha reclamado a Torra que deje de hacer comedia con las llamadas a Moncloa y le ha pedido que habla con los partidos catalanes. Además, ha vuelto a pedir la dimisión del presidente de la Generalidad. También los comunes de Colau por boca de Jéssica Albiach, han pedido a Torra que se vaya. La contestación del dirigente separatista ha mostrado el marco en el que se mueve: "O se está con los reprimidos o se está con los represores" ha respondido a Albiach.

El Parlament no reanudará sus sesiones hasta pasadas las elecciones del 10-N, así que Torra ha vuelto a salvar una bola de partido. El acuerdo entre Junts per Catalunya (JxCat), ERC y la CUP sobre la autodeterminación no se verá hasta el miércoles 13 de noviembre. Mientras tanto, Torra está seguro en el cargo.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios