Menú

Vox, único partido que se desmarca del día contra la "violencia de género"

Los de Abascal proponen un manifiesto alternativo que habla de "violencia intrafamiliar".

0
Los de Abascal proponen un manifiesto alternativo que habla de "violencia intrafamiliar".
Pablo Casado y Rocío Monasterio durante el acto en Sol por el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer | EFE

Vox ha aprovechado el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer para volver a denunciar lo que consideran una "colectivización y utilización electoralista de la mujer" al emplear el término "violencia de género" en lugar de "violencia intrafamiliar". El partido ha anunciado que no se sumará a ninguno de los actos previstos con motivo de esta jornada, salvo los meramente institucionales.

Se trata de la única formación que no acudirá a ninguna de las manifestaciones convocadas en diferentes ciudades españolas bajo el lema "el machismo mata". Tampoco se han sumado al manifiesto respaldado por el resto de partidos y asociaciones de mujeres ni han apoyado las declaraciones institucionales promovidas la semana pasada por todos los partidos en diferentes parlamentos autonómicos, impidiendo así que pudieran salir adelante en aquellos en los que los de Abascal tienen representación, ya que se requiere de la unanimidad de los grupos.

La presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, y el concejal en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, sí ha asistido a los actos convocados por el Gobierno de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento. Fuentes del partido explican que el partido no está en contra de que se celebre este día sino de su utilización y por tanto solo han asistido a los actos institucionales.

Un manifiesto alternativo

De forma alternativa y adelantándose a la celebración de esta jornada, Vox presentó la semana pasada un manifiesto al resto de partidos que se encargaron de leer Rocío Monasterio, y la secretaria general del grupo en el Congreso, Macarena Olona, acompañadas de varias mujeres del partido. También algunas de las nuevas diputadas que han salido elegidas el pasado 10-N.

El texto propone cuatro puntos: denunciar públicamente la violencia que sufren las mujeres en muchos países, especialmente los que no pertenecen a la civilización occidental; derogar la Ley de Violencia de Género por "vulnerar la presunción de inocencia y establecer tribunales sólo para hombres"; legislar a favor de la cadena perpetua para que no haya criminales sexuales y endurecer las penas contra los maltratadores de mujeres, niños o abuelos; y tomar medidas para combatir la inmigración ilegal que "fomenta la trata de personas, la explotación sexual y genera inseguridad".

Además, recoge la condena del partido a "todo tipo de violencia independientemente de la nacionalidad, sexo, raza o cualquier otra condición social o cultural de la víctima", denuncia que la violencia contra la mujer "no se combate regando de dinero público asociaciones privadas de marcado contenido ideológico ni con campañas propagandísticas que criminalicen al varón" y asegura que la actual ley "se ha demostrado un fracaso" porque "los asesinatos no han bajado".

Los cargos públicos del partido en Madrid, Murcia, Andalucía o Baleares, han leído este manifiesto y han aprovechado para insistir en denunciar que "la violencia no tiene sexo" y que este tipo de leyes y campañas buscan "criminalizar al varón por el hecho de serlo" creando así "una confrontación entre mujeres y hombres".

Boicot al partido

En el momento en el que intervenía Ortega Smith en el Ayuntamiento de Madrid para defender la postura de su partido, varias mujeres le han interrumpido con abucheos y pataleos para intentar boicotear sus palabras. Posteriormente han desalojado la sala entre críticas al partido, impidiendo así que Ortega pudiera finalizar su intervención.

En Baleares, la formación también ha sufrido lo que llama un "cordón sanitario" por parte del PSOE, Més, Podemos y el PI, que se han ausentado durante el Pleno cuando uno de sus diputados intervenía para leer parte del manifiesto que asegura, también, que la violencia contra la mujer se combate "educando en la familia y en la escuela en el respeto al ser humano y a su intrínseca dignidad".

En España

    0
    comentarios

    Servicios