Menú

Vox salva Andalucía y deja en duda Madrid y Murcia

La relación con el PP se tensa después del reparto de la Mesa del Congreso.

0

La relación entre PP y Vox no atraviesa por sus mejores momentos. Aunque ambos partidos evitan entrar en el cuerpo a cuerpo, lo ocurrido en la Mesa del Congreso evidencia la tensión creciente, especialmente después de las elecciones del 10-N.

"Tomamos nota", aseguró el líder de Vox, Santiago Abascal, que recientemente ha acusado al PP de querer mantener una relación sadomasoquista por intentar someter a Vox, aunque sin su consentimiento. "Practicaron el pillaje", llegó a decir en referencia al reparto del órgano rector de la cámara.

Un tono muy duro que avanza dificultades en las futuras negociaciones presupuestarias que ambos partidos deben llevar a cabo a partir del mes de enero en diferentes comunidades autónomas. Aunque el propio Abascal rechaza utilizar su posición reforzada en las urnas como un "chantaje" al PP.

Fuentes del partido aseguran que en Andalucía las cosas se están haciendo "razonablemente bien" porque "los tres partidos colaboran sin imponer su criterio". De hecho, Vox no tiene intenciones de tumbar los presupuestos pactados con PP y Cs para 2020 y que se debaten los próximos 11 y 12 de diciembre.

Murcia y Madrid

La situación es completamente distinta en Madrid y, sobre todo, en Murcia, donde la victoria de los de Abascal en las generales sitúa al partido en disposición de ser mucho más exigentes con el gobierno. "Hay una mala gestión", ha dicho Iván Espinosa de los Monteros en conversación informal con los periodistas durante los actos de celebración de la Constitución.

El portavoz parlamentario de Vox asegura que "reforzarán su posición" tras el cambio de escenario propiciado por las elecciones generales que permite al partido de Abascal ejercer mayor presión para sacar adelante sus propuestas y negociar desde una posición de fuerza, especialmente con Cs que en todo momento ha marcado distancias con ellos.

Es también el caso de la comunidad de Madrid donde Vox se muestra también muy crítico con la gestión del gobierno de PP y Cs. Fuentes del partido reprochan a Isabel Díaz Ayuso que desde que comenzó la legislatura "no se ha hecho nada" y aseguran que su relación con Rocío Monasterio es "inexistente".

Se quejan de que solo les han llamado para participar en la celebración de los 100 días de gobierno. De ahí que no descarten una nueva prórroga de los presupuestos que, dicen, todavía no han empezado a negociar con ellos. "Esperemos que no nos llamen el último día", lamentaba Rocío Monasterio en conversación informal con la prensa en el Congreso.

Desde Vox no ocultan su malestar por la reprobación de Javier Ortega Smith en el Ayuntamiento de Madrid, que salió adelante con el apoyo de Cs, ni el tono empleado por Díaz Ayuso contra Monasterio en los plenos de la Asamblea. De hecho, en el último, la presidenta madrileña afeó a Vox su posición sobre los menas al preguntarle si "al ser españolazo su conducta incívica estaba bien vista".

En cualquier caso, en el partido aseguran que la relación entre el líder de Vox, Santiago Abascal, y el del PP, Pablo Casado, es "muy buena" y admiten que las fricciones se producen sobre todo entre los equipos negociadores de ambos partidos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios