Menú

El calendario político y judicial en Cataluña conspira contra la investidura relámpago de Pedro Sánchez

Los golpistas pueden quedar libres esta semana, Puigdemont sopesa adelantar las autonómicas y ERC está pendiente de la justicia europea y su congreso.

(Barcelona)
0
Los golpistas pueden quedar libres esta semana, Puigdemont sopesa adelantar las autonómicas y ERC está pendiente de la justicia europea y su congreso.
El expresidente catalán fugado, Carles Puigdemont | EFE

Días cruciales para la investidura y calendario endiablado. Puigdemont convoca este lunes a sus fieles en Waterloo para presionar a ERC con un hipotético adelanto de las autonómicas y torpedear así el acuerdo de socialistas y republicanos. Barcelona acogerá este martes el tercer encuentro entre las delegaciones del PSOE y ERC. El jueves se acaba el plazo para que las Juntas de Tratamiento Penitenciario de la Generalidad atribuyan grado a los presos golpistas, que podrían pasar su primer fin de semana en libertad. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ultima la sentencia de Quim Torra por desobediencia, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) decidirá el 19 sobre la inmunidad de Oriol Junqueras y ERC celebrará un congreso sobre la línea estratégica a largo plazo dos días después.

Los negociadores socialistas y de ERC muestran un cierto optimismo no sólo sobre la investidura de Pedro Sánchez, que dan por segura, sino sobre los plazos. En el PSOE se desliza que es casi seguro que Sánchez será elegido antes de Nochevieja, que en las negociaciones solo quedan por cerrar flecos sobre el formato de la mesa de diálogo. También son optimistas en ERC: extienden que el PSOE está dispuesto a negociar sobre un referéndum de autodeterminación aunque expresan ciertas reservas sobre el plazo para investir al líder socialista.

El calendario da la razón a ERC, cuyos dirigentes miran de reojo a Carles Puigdemont, quien ha convocado este mismo lunes en Waterloo a sus principales peones tanto en Madrid como en Cataluña con el objetivo de debatir sobre la mejor manera de torpedear el acuerdo entre PSOE y ERC, incluso con el adelanto de las autonómicas catalanas sobre la mesa.

El factor Waterloo

El prófugo es el principal promotor de la tesis del "cuanto peor, mejor" y prefiere unas terceras elecciones o incluso un pacto entre PSOE y PP, que considera menos lesivo para sus intereses que un acuerdo entre socialistas y Unidas Podemos con el sostén de ERC. Puigdemont está dispuesto a adelantar las autonómicas para reducir la capacidad de maniobra de sus "socios" republicanos, que acudirían a la convocatoria electoral autonómica en febrero con el lastre de haber dado su apoyo al PSOE que no tuvo reparos en sustentar el 155 del PP, según la machacona retórica del entorno del fugado.

Tras esta nueva reunión en Waterloo se celebrará este martes y en Barcelona la tercera reunión entre socialistas y republicanos, que además de lo que ocurra en Waterloo también estará pendiente de la decisión de las Juntas de Tratamiento penitenciario de la Generalidad sobre los golpistas presos y de la sentencia del TSJC sobre Quim Torra, que podría resultar inhabilitado esta misma semana por desobediencia por el caso de la pancarta en el balcón del Palacio de la Generalidad sobre los presos en periodo electoral. La inhabilitación no será firme hasta la revisión en el Tribunal Supremo, pero podría contribuir al adelanto de las autonómicas.

El 'grado Oriol Pujol'

En cuanto a los presos del golpe, el plazo para la atribución de grado concluye este jueves, día 14, y se da por seguro que se les aplicará la vía Oriol Pujol: el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario gracias al cual solo tendrán que pernoctar en prisión de lunes a jueves.

El previsible recurso de la Fiscalía no tendrá efectos suspensivos, a diferencia de lo que ocurriría con un tercer grado directo, de modo que se espera que los condenados accedan a la libertad el próximo fin de semana, un factor que opera a favor de la investidura.

La inmunidad de Junqueras

Sin embargo, en el calendario de ERC todavía hay dos fechas claves que pueden retrasar hasta enero la investidura. Para el 19 de diciembre está prevista la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la inmunidad de Oriol Junqueras como eurodiputado, un fallo que de ser favorable a las tesis separatistas abriría un boquete que podría permitir que Puigdemont accediera a la condición de parlamentario europeo y circulara libremente por España.

Además, ERC ha convocado para el 21 de diciembre un congreso en el que debe decidir sobre su línea estratégica a largo plazo con el choque entre pragmáticos y maximalistas. En teoría, ese sería el cónclave que daría el visto bueno del partido a los acuerdos alcanzados con el PSOE, una medida de salvaguarda para implicar a las bases en el pacto de la cúpula.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    0
    comentarios

    Servicios