Menú

Aragonès, sobre la reunión Sánchez-Torra: "No es como las otras, se sentarán a hablar de independencia"

La Generalidad propone cuatro fechas a Sánchez para la segunda parte de Pedralbes.

0
La Generalidad propone cuatro fechas a Sánchez para la segunda parte de Pedralbes.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y Quim Torra, en Barcelona | EFE

A la espera de conocer la fecha exacta de ese segundo encuentro que ha prometido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al dirigente separatista, Quim Torra, la Generalidad ya se ha apresurado para intentar imponer su agenda a Sánchez. Esta mañana, desde el gobierno autonómico deslizaban las fechas del 30-31 de enero o 6-7 de febrero como únicos días que Torra puede dedicar al presidente del Gobierno, que nuevamente, se desplazará hasta Barcelona. La portavoz del Ejecutivo de Torra, Meritxell Budó, ha expresado su deseo de que el escenario sea la sede de la Generalidad: "Estaríamos encantados", ha dicho.

En cualquier caso, aunque el lugar donde celebrarán esta segunda parte de Pedralbes no ha trascendido, sí está claro la conversación, el asunto que estará sobre la mesa. En él vienen insistiendo desde hace semanas el separatismo, pero este martes, el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, ha querido dejarlo aún más claro: no habrá más asunto que el de la autodeterminación. "Esto no es una reunión como las otras", ha advertido el dirigente de ERC apartando este encuentro del resto de reuniones que mantendrá el presidente del Gobierno con las otras autonomías.

"El encuentro determinante no es entre el presidente del Gobierno español y una Comunidad Autonóma que tiene problemas autonómicos, sino entre el presidente de España y el presidente de Cataluña, que se sentarán a resolver un problema político, que es sobre la independencia de Cataluña", ha dejado claro el dirigente separatista en una entrevista en TV3 donde ha vuelto a atribuirse el mérito de la foto de Torra con Sánchez como dirigente del partido de Oriol Junqueras.

En este sentido, Aragonès también ha plantado cara a la última exigencia del fugado, Carles Puigdemont, sobre la futura mesa de negociación que se pondrá en marcha una vez se celebre este encuentro Sánchez-Torra y acabe de perfilarse el formato. En una entrevista en El País, el fugado ha pedido tener un papel protagonista, que no se le ignore y Aragonès le recrimina que ya han cedido bastante: "En esta mesa no se sienta ERC, se sienta el Gobierno de Cataluña, nosotros asumimos el riesgo de esta investidura para que el resultado no fuese para ERC sino para toda Cataluña. Por lo tanto, al servicio del gobierno, y el gobierno lo forman dos partidos, uno es JxCAT, que es la formación que lidera Puigdemont", ha zanjado el sucesor de Junqueras.

Reforma del Código Penal

A ERC le corrigen desde las filas de JxCAT la portavoz de Ejecutivo de Torra, Meritxell Budó, por dejar a los presos fuera de los asuntos que pondrá el separatista sobre la mesa. La consejera catalana ha querido añadir "el fin de la represión" a los temas que tendrá que tratar el presidente del Gobierno con Torra dejando abierta la posibilidad de negociar, en un futuro, una hipotética reforma del Código Penal.

Budó, que ha dicho que "no le consta" que se haya tratado con Moncloa una posible modificación del tipo penal sobre sedición y rebelión para rebajar las penas asociadas a ambos delitos a fin de beneficiar a los presos separatistas, sí ha dejado caer que estaría bien, que una vez puesta en marcha la mesa de negociación entre PSOE y separatistas, se pueda abordar este asunto: "Forma parte de la petición del fin de la represión", ha dicho Budó huyendo de profundizar en esta cuestión hasta ver las primeras conclusiones del encuentro entre Sánchez y Torra.

"Cuando se aborden las negociaciones y de qué manera se puede producir el fin de la represión, quizá una de las partes importantes a resolver será la modificación del Código Penal y el delito de sedición", ha apuntado la consejera de Presidencia catalana.

En España

    0
    comentarios

    Servicios