Menú

Torra se rebela contra el Supremo y no acata su inhabilitación como diputado

El todavía presidente de la Generalidad se remite al acuerdo del Parlament que lo ratificó como diputado y no acata el fallo del Tribunal Supremo.

(Barcelona)
0
El todavía presidente de la Generalidad se remite al acuerdo del Parlament que lo ratificó como diputado y no acata el fallo del Tribunal Supremo.
Torra, en una reunión. | EFE

Quim Torra no acepta la resolución del Tribunal Supremo que confirma su inhabilitación como diputado resuelta por la Junta Electoral Central (JEC). En una fugaz comparecencia en Gerona, donde sigue los efectos del temporal, el aún presidente de la Generalidad ha declarado que "soy diputado y presidente de Cataluña porque así lo decidió la ciudadanía de Cataluña primero, votando la lista electoral, y el Parlament después en la votación de investidura".

Torra ha aludido también al pleno del 4 de enero en el que se le ratificó como diputado y a la posterior decisión de la mesa que se ratificó en la negativa a aceptar su inhabilitación. "No ha cambiado nada y no nos vamos a echar atrás".

Recurso al Supremo

El equipo jurídico de Torra había recurrido al Tribunal Supremo en petición de que suspendiera cautelarmente los efectos de la inhabilitación hasta que el mismo tribunal se pronuncie sobre la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Dicha sentencia le condena a año y medio de inhabilitación por desobediencia en el caso de los lazos amarillos en edificios públicos en campaña electoral.

El Supremo, en contra del nuevo criterio de la Fiscalía, ha dado la razón a la Junta Electoral, lo que implica que Torra pierde su acta como diputado en el parlamento catalán. La decisión no implica que pierda la condición de presidente regional, puesto que tanto la Junta Electoral como el Supremo consideran que debe ser el propio Parlament quien interprete el Estatuto y determine si puede seguir como presidente o se debe elegir otro.

Con su negativa a acatar la resolución del Tribunal Supremo Torra pone en un brete al presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent, quien incurriría en un delito de desobediencia si no tramita el cese de Torra.

En España

    0
    comentarios

    Servicios