Menú

Ábalos implica a Marlaska en su nueva versión mientras crece la sospecha de que Delcy Rodríguez sí pisó suelo español

El ministro ofrece una nueva versión llena de contradicciones y al mismo tiempo cada vez está más claro que Rodríguez incumplía las normas de la UE.

Libertad Digital
0
El ministro ofrece una nueva versión llena de contradicciones y al mismo tiempo cada vez está más claro que Rodríguez incumplía las normas de la UE.
José Luis Ábalos, en el Congreso de los Diputados | EFE

El todavía ministro José Luis Ábalos ofrece este sábado una nueva versión de su sospechosa reunión o encuentro con la vicepresidenta de la narcodictadura venezolana en la que aprovecha para implicar en el asunto al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska

Así, en una entrevista que ha concedido a La Razón Ábalos asegura que fue a Barajas a ver a su amigo Fernando Plasencia –ministro de Turismo de Venezuela– y en el traslado al aeropuerto recibió la llamada de Marlaska "para decirme que la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha recibido una comunicación de la Embajada venezolana en la que le dicen que en ese avión también viaja la vicepresidenta, Delcy Rodríguez". Siempre según Ábalos, el ministro de interior le dijo: "Ya que vas, procura que no baje del avión".

Ábalos explica también su versión del encuentro, que según él se produjo "en el avión" que "era alquilado, privado, porque no podía ser del Estado venezolano" y en el que vio a Delcy Rodríguez "aunque no tenía intención de encontrármela" –es decir, que iba a incumplir el encargo de Marlaska– pero "el ministro Plasencia me pidió que la saludara. Y eso hice, saludarla. Por lo tanto no hubo tal reunión". Eso sí, al saludarla "le recordé que no podía entrar en suelo español dadas las sanciones de la Unión Europea".

Finalmente, el todavía ministro Ábalos trata por todos los medios de quitarle importancia al asunto: "Fui a recibir a una persona que conozco y me encuentro con este bochinche. Me preguntan si me he reunido. La respuesta es no. No abordé ningún tema, porque no tengo ningún tema que abordar con ella. Ninguno. Es muy simple. Es lo que acabo de contarles. Ni más ni menos". Además, añade que "fue posible porque estábamos en la terminal Ejecutiva. Si hubiera sido en vuelo regular no hubiera ido hasta el avión. Fui hasta allí porque en esta terminal se puede". Sin embargo, Ábalos no explica por qué se reunió con su amigo el ministro en el avión si éste sí podía bajar de la aeronave.

Delcy Rodríguez entró en el aeropuerto

La nueva versión de Ábalos tiene sus propias contradicciones pero, además, no se compadece en nada con las nuevas revelaciones que ofrece este sábado Voz Populi, que asegura que Delcy Rodríguez sí estuvo en el aeropuerto, aunque no se le selló el pasaporte.

El periódico explica que la vicepresidenta de la narcodictadura chavista sí bajó del avión y sí entró en la terminal ejecutiva del Adolfo Suárez Madrid-Barajas, pasando algún tiempo en la zona de tránsito de este edificio. Según esta versión, Rodríguez fue a este área después de la hora y media que Ábalos pasó en el avión y sorteó la obligación que hay de enseñar la documentación aprovechándose de una excepción que se da, previa notificación, cuando un cliente necesita mantener una reunión en una de las salas de la terminal sin que quede registrado. Por ejemplo, en el caso de un futbolista que esté negociando un contrato.

Así, acogiéndose a este excepción Delcy Rodríguez y su séquito se mantuvieron en una sala en la que llegó a haber tanta gente que se quedó pequeña y hubo que ocupar otra. Mientras tanto, la policía vigilaba desde el exterior de las salas.

Según los expertos consultados por Vox Pópuli, este área del aeropuerto sí sería territorio español ya que "cualquier ciudadano español puede visitar sin enseñar su documentación tanto los mostradores de las empresas como las salas VIP en las que estuvo la comitiva venezolana".

Además, en cualquier caso la sanciones impuestas por la UE al régimen de Maduro prohíben expresamente que los políticos afectados hagan escalas o tránsitos en los aeropuertos comunitarios.

Reunión por exigencia de Rodríguez

El Mundo, por su parte, asegura que sí hubo una reunión entre Ábalos y Delcy Rodríguez: hablaron en el avión durante unos 30 o 40 minutos y que el encuentro se produjo porque la venezolana exigió ver a "alguien del PSOE" en una situación que, según el diario, fue "tensa".

Siempre según la información de El Mundo, que se remite a varias fuentes anónimas, fue Ábalos el que avisó a Marlaska de que iba a ir al aeropuerto. El ministro abandonó las instalaciones aeroportuarias a las 3.30 de a madrugada.

En España

    0
    comentarios

    Servicios