Menú

ERC brama contra Sánchez y califica de "irresponsabilidad absoluta" aplazar la mesa de diálogo

Los republicanos, en fuera de juego, se sienten engañados por Torra y traicionados por el presidente del Gobierno.

0
Los republicanos, en fuera de juego, se sienten engañados por Torra y traicionados por el presidente del Gobierno.
Aragonés, en una imagen reciente. | Pau Venteo (Europa Press)

Monumental cabreo en ERC, cuyos dirigentes se sienten doblemente engañados. Primero por el presidente de la Generalidad, Quim Torra, que no les comunicó previamente el contenido del mensaje institucional en el que anunciaba elecciones tras la aprobación de los presupuestos autonómicos. Y después por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que pretende aplazar el diálogo con los separatistas hasta pasadas unas autonómicas que no tienen fecha y que como muy pronto se podrían celebrar a mediados de mayo si los números regionales salen adelante en un pleno del Parlament el 18 de marzo.

Pere Aragonès, mano derecha de Oriol Junqueras y vicepresidente del ejecutivo autonómico, va a remolque de Torra, que apostó en el último momento por no echar a ERC del gobierno ante los efectos negativos para Junts per Catalunya (JxCat) que esa decisión podía tener en la próxima contienda electoral. Sin embargo, estuvo en vilo de lunes, cuando el presidente del Parlament, el también republicano Roger Torrent retiró el voto a Torra, y hasta el miércoles, día el enésimo mensaje institucional del presidente catalán, que lleva cuatro declaraciones solemenes (3, 10, 23 y 29) sólo este mes, relativo al fin de la legislatura.

Para acabar de redondear la delicada situación, lo que los republicanos consideran un "engaño" y una "traición" de Sánchez y los socialistas al aplazar la mesa de diálogo pero mantener el tiempo el encuentro con Torra, previsto para el próximo 6 de febrero. El encargado de reaccionar por parte de los republicanos ha sido el portavoz en el Parlament, Sergi Sabrià, quien ha calificado el aplazamiento de "incumplimiento flagrante" e "irresponsabilidad absoluta". La respuesta republicana se ha limitado de momento a la red social Twitter porque en ERC confían en reconducir la situación con los socialistas.

Prisas republicanas

Sabrià asegura que quedan muchos meses antes de las elecciones autonómicas y que es urgente "abrir la vía política". También considera que el encuentro entre Sánchez y Torra debe servir para "poner fecha inminente a la mesa de gobiernos". Uno de los problemas para esta "mesa de gobiernos" es que en JxCat no quieren saber nada de negociar en presencia de ERC, que el gobierno autonómico es una pura ficción tras la arremetida de Torra contra los republicanos, a los que acusó de desleales, y que la campaña electoral no contribuirá precisamente a suavizar las tensiones entre las facciones independentistas sino todo lo contrario.

El estupor es la nota dominante en ERC, donde confiaban en que los contactos formales con el Gobierno empezarían quince días o tres semanas después de su constitución. La ruptura del "Govern" y el horizonte les ha pillado con el paso cambiado y el aplazamiento planteado por el Gobierno les deja, además, en una posición difícil de explicar a los críticos que recelaban del apoyo a la investidura de Sánchez.

En España

    0
    comentarios

    Servicios