Menú

Vox dará la batalla contra "Jordi Feijóo" y el PP ve "imposible" un pacto con los de Abascal

El enfrentamiento entre PP y Vox dificulta cualquier acuerdo posterior a las elecciones del cinco de abril.

0

A falta de algo más de un mes para que comience la campaña electoral en Galicia, Partido Popular y Vox ya se han lanzado los primeros dardos envenenados de cara a la cita con las urnas del próximo 5 de abril. Y todo parece indicar que la tensión no se rebajará en las próximas semanas sino que, más bien al contrario, irá en aumento.

Esta semana el cruce de reproches entre el PP gallego y los líderes de Vox a nivel nacional, ha llegado a su punto álgido después de que Alberto Núñez Feijoo asegurara que "no tiene intención de pactar con Vox, y no lo hará" porque "es un partido que está contra Galicia". Declaraciones en una entrevista en TVE que respondía horas después Santiago Abascal a través de las redes sociales comparando al presidente gallego con el ex presidente catalán, Jordi Pujol.

"Ha nacido Jordi Feijoo", aseguraba el líder de Vox después de acusarle de "usar la vieja táctica del separatismo catalán que convertía las críticas a Pujol en ataques a Cataluña". También se sumaba otro de los dirigentes del partido, miembro del Comité de Acción Política, Jorge Buxadé, al vaticinar que esa "identificación del presidente con la región es un paso decisivo para eliminar libertades después de las leyes lingüísticas".

"Lo hizo Pujol, por ejemplo", insistía en la línea de lo expresado por Abascal para pedir después el apoyo a su partido en esta región: "Razones para que Vox entre, y fuerte, en el parlamento gallego", escribía.

El choque frontal

Vox nunca ha sido del agrado del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que el pasado mes de mayo defendió que no era necesario que los de Abascal entraran en gobiernos autonómicos como el de la Comunidad de Madrid y con anterioridad aseguró que este partido "no tenía cabida en Galicia".

Pero las discrepancias aumentaron exponencialmente cuando Feijóo escuchó al dirigente de Vox, Javier Ortega Smith, vaticinando el pasado mes de noviembre que iban a "echarle" de la Xunta. Palabras que luego rectificaron desde el partido de Abascal, al asegurar que facilitarían un acuerdo con el PP, pero que hicieron que la relación de los dos partidos fuera a peor.

En los últimos días, el dirigente de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha llegado a acusar en RNE al presidente de Galicia de ser "nacionalista", algo a lo que Feijóo le ha respondido diciendo que con esas palabras no le "insultan" a él sino "a la mayoría de los gallegos".

"Lamento mucho que las declaraciones de cualquier representante de una organización se basen en la falta de respeto y desprecio a los adversarios políticos. Lamento que para este señor yo sea un nacionalista y un dirigente como Torra", aseguraba el dirigente popular.

El miedo del PP

Declaraciones como la de Espinosa o las de Ortega Smith han llevado a Feijóo a decir sin rodeos que "pactar con Vox es imposible" porque "su objetivo es echarnos". Los más optimistas en las filas populares creen que "no se llegará" a este punto tras las próximas elecciones del 5 de abril porque van a revalidar la mayoría absoluta, aunque no todos en el PP apuntan en esta dirección.

Los más pesimistas señalan que podría darse la posibilidad de que los votos que se lleven los de Abascal no le sirvan a Vox para conseguir representantes y provoquen, sin embargo, que Feijoo pierda la mayoría absoluta necesaria para evitar un gobierno de socialistas y nacionalistas.

Por ello, la apelación al "voto útil" será el leitmotiv de la campaña del PP gallego mientras en Vox, como ya se está viendo, centrarán sus críticas en asociar a Feijoo con los nacionalistas y en arremeter duramente contra su política lingüística y lo que llaman "regionalismo".

En España

    0
    comentarios

    Servicios