Menú

Torra se burla de Pedro Sánchez y le dice que Puigdemont y Junqueras deberían liderar la mesa de diálogo

El presidente catalán ha designado a la delegación separatista que irá a Moncloa incluyendo al arquitecto del 1-O.

0
El presidente catalán ha designado a la delegación separatista que irá a Moncloa incluyendo al arquitecto del 1-O.
El presidente del Gobierno junto a Quim Torra en la Generalidad | EFE

La delegación separatista que viajará el próximo miércoles al Palacio de la Moncloa para mantener la primera reunión de la llamada mesa de diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez estará formada por el propio presidente, Quim Torra, el vicepresidente Pere Aragonès y cuatro interlocutores más de dentro y fuera del Ejecutivo. Se trata de los consejeros de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró (JxCAT) -que suena como sucesor de Torra-, el de Exteriores, Alfred Bosch (ERC), la diputada Elsa Artadi, designada directamente por el fugado Puigdemont, Marta Vilalta, portavoz de ERC y el considerado arquitecto del referéndum ilegal del 1-0, Josep María Jové (ERC).Junto a ellos, también estará el jefe de gabinete de Puigdemont y de Torra, Josep Rius. Ocho personas en total.

Así lo han comunicado este lunes fuentes de la Generalidad y será este martes, en la reunión del Consejo Ejecutivo, donde se ratificará. En un comunicado enviado a los medios, el gabinete de Torra destaca que esta mesa debería estar integrada por Carles Puigdemont, por Oriol Junqueras, por el preso Jordi Sánchez y por la fugada en Suiza, Marta Rovira, pero "como su situación es de prisión y exilio como consecuencia de la represión política y eso impide un funcionamiento normal de negociación" el Gobierno autonómico ha designado a una delegación efectiva. "Estas son las cuatro personas que la Generalidad quiere al frente de la negociación", dice el comunicado.

Una vez cerrados, por tanto, los equipos y estando claros los contenidos, por la parte separatista: autodeterminación y amnistía, ambos socios de Ejecutivo optarán este miércoles por guardar las apariencias para tantear las intenciones de la otra parte. Esto significa que de cara a la cita del miércoles, los independentistas apartarán sus discrepancias sobre la exigencia del relator a fin de conseguir algo más valioso para el independentismo en el que será el primer encuentro de este foro de diálogo pactado entre PSOE y ERC: la foto de Torra y Aragonès y su delegación rupturista junto al presidente del Gobierno en la Moncloa.

Torra y Aragonès, solo en la primera reunión

Con todo, fuentes de la Generalidad apuntan a que la presencia tanto de Quim Torra como de Pere Aragonès se limitará a la primera reunión de este miércoles. Su presencia no será permanente en estos encuentros aunque sí controlarán todos sus avances. "Solo acudirán a las reuniones de apertura y en aquellas donde sea necesario sellar acuerdos concretos con la parte española, si fuera el caso". El resto de miembros de la delegación separatista, sí participarán en todos los foros independientemente del lugar de celebración.

De todos los interlocutores, sin duda el más polémico es el ex número 2 de Oriol Junqueras, Josep María Jové, hombre de total confianza del líder de ERC durante el otoño de 2017 e imputado después por el 1-O. Ya consiguió ERC incorporarle como miembro del equipo negociador en las reuniones celebradas en el Congreso junto a la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y el secretario de organización, José Luis Ábalos, y ahora Jové pisará también moqueta en la Moncloa. El denominado arquitecto del 1-0 buscará la foto este miércoles con el presidente del Gobierno en un encuentro del que dependerá mucho la próxima estrategia por la que opten en la Generalidad con un peso muy importante en Waterloo donde el fugado estudiará con lupa todo lo que vaya saliendo de estas reuniones.

ERC y JxCAT protegen a sus interlocutores

Ante las quejas lanzadas desde Moncloa por la lista de interlocutores pactada entre Torra y Aragonès para enviar a las reuniones de la mesa de diálogo, tanto en ERC como en las siglas de Puigdemont han salido a la carga contra el Ejecutivo. Ambos partidos separatistas defienden que todos los miembros de su equipo negociador están legitimados para sentarse en este foro de diálogo en base al preacuerdo cerrado con el PSOE para perfilar esta cita. Entre ellos, el nombre que más polémica suscita, el del imputado por el 1-O, Josep María Jové.

" El presidente no se puede sentar con el arquitecto del 1-O; no es Adriana Lastra", señalan fuentes socialistas a LD y que según informa, Ketty Garat, estarían negociando para conseguir apartar a Jové de esa lista que propone ERC. De momento, tanto en las filas de Junqueras como en las de Puigdemont se niegan a acatar cambios impuestos por Moncloa. "Solo faltaba que Cataluña no pudiese elegir a sus interlocutores"; ha advertido el portavoz de JxCAT, Eduard Pujol, en los pasillos del Parlamento catalán. "No entenderíamos que los nombres fuesen ahora una excusa para no comenzar a trabajar", ha lamentado también Marta Vilalta, portavoz de ERC en Cataluña que ha revelado que en realidad, el Gobierno central conoce estos nombres desde el domingo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios