Menú

Vox reclama un Gobierno de concentración para sustituir a Sánchez por su "incapacidad"

El partido propone un programa político, económico y sanitario con diez medidas para afrontar la crisis del coronavirus.

0

Vox retira el apoyo que, hasta ahora, ha dado al Gobierno de Pedro Sánchez. El líder del partido, Santiago Abascal, ha exigido la dimisión "inmediata" del actual presidente y del vicepresidente, Pablo Iglesias, para ser sustituidos por un "Gobierno de Emergencia Nacional" que imponga un programa político, económico y sanitario para afrontar la crisis del coronavirus.

La formación propone que el nuevo Gobierno esté integrado por PSOE, PP y Vox, las tres principales fuerzas políticas de nuestro país y que suman en total 260 escaños, y formado por cuatro ministerios: Defensa, Sanidad, Economía e Interior. No han desvelado quién debería presidirlo en sustitución de Sánchez al entender que, ahora mismo, "no es lo importante".

Su apuesta es que lo integren técnicos y políticos "sin militancia", con el único objetivo de superar esta situación de emergencia nacional para "salvar vidas y empleos". Una vez superada la crisis y "tan pronto como pase la pandemia", se convocarían elecciones generales.

Abascal ha reprochado al actual Gobierno su gestión de la crisis y haber modificado el decreto del estado de alarma sin consultar a la oposición, otorgando más poder a sus socios separatistas y a Podemos.

"Creemos que su gestión es nociva para la vida de los españoles, trae ruina para la economía española y amenaza gravemente la libertad en España", ha dicho en una rueda de prensa telemática el presidente de Vox, acompañado por el portavoz de Acción Política, Jorge Buxadé, su portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, y el diputado y doctor, Juan Luis Steegmann.

El partido ya advirtió durante el Pleno para prorrogar el estado de alarma que el Gobierno no volvería a contar con sus votos si no empleaba los 15 días extra para afrontar con eficacia la actual crisis. "Han utilizado esta tragedia para avanzar en su agenda política", ha criticado duramente Abascal.

"Primero despreciaron las advertencias, luego ocultaron la amenaza poniendo en riesgo a millones de personas y por último fueron incapaces de actuar con diligencias porque se entretuvieron con sus intrigas políticas", ha asegurado el líder de Vox.

Sin esperanzas de que dimitan

En una entrevista en Es la Tarde de Dieter, en esRadio, Abascal ha anunciado que "no descartan" posibles acciones penales contra el Gobierno por su "negligencia" aunque, de momento, están en una fase previa de pedir responsabilidades políticas.

El líder de Vox ha insistido en denunciar que estamos ante un Ejecutivo "negligente y sectario", incapaz de gestionar esta crisis y ha alertado de que "parece desear" el colapso económico y la destrucción de la clase media para que después el Estado tenga que dar "limosnas y cartillas de racionamiento".

Además, ha admitido que tienen pocas esperanzas de que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias demuestren algo de "patriotismo" y se echen a un lado para facilitar un Gobierno de concentración y ha reconocido que no han trasladado su propuesta formalmente al PP ni al PSOE, sólo a través de los medios, ya que la última vea que habló con Sánchez fue para la prórroga del estado de alarma.

Las medidas del programa

En su propuesta, Vox incluye un programa con diez medidas para que sea asumido por el nuevo Gobierno de concentración y que se dividirían en tres bloques: sanitario, político y económico.

Para afrontar la crisis sanitaria, el partido propone la realización de pruebas masivas a toda la población para detectar el COVID-19, implicar aún más al Ejército para cuestiones de logística y protección y un plan de emergencia de producción nacional para la fabricación urgente de material sanitario.

En cuanto a la economía, reclaman la suspensión de impuestos a las empresas como el IVA, el IRPF o el impuesto de sociedades, la supresión de los impuestos para los suministros de los hogares como luz, agua o gas, suspender el pago de hipotecas y que durante un periodo de tres meses el Estado cubra el sueldo de todos los empleados que no van a poder trabajar (unos 13 millones de españoles del sector privado).

También, compensar con una prima del 20% de su sueldo a los que están asumiendo riesgos por desempeñar trabajos esenciales. Medidas que tendrían un coste, según calcula el partido, de 80.000 millones de euros y que se financiarían con la emisión de eurobonos o el uso de un 80% de los fondos que la UE comprometió para la lucha contra el cambio climático y que ascienden a 100.000 millones de euros.

Para compensar el gasto, insisten en pedir la eliminación de subvenciones a partidos políticos, sindicatos, patronales o paralizar y suprimir todas las partidas presupuestarias que no vayan dirigidas al funcionamiento básico del Estado.

En España

    0
    comentarios

    Servicios