Menú

Iglesias vuelve a usar la Constitución para amenazar a empresas y particulares con "sacrificios por la patria"

El vicepresidente podemita insiste en sus amenazas al sector privado y a los particulares con el artículo 128 de la Constitución como arma arrojadiza.

LD/Agencias
0

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha vuelto a blandir el artículo 128 de la Constitución —que dice que toda la riqueza del país "está subordinada al interés general" ya "sea cual fuere su titularidad"— para amenazar con que el Gobierno puede pedir a "particulares o empresas" hacer "sacrificios para que la patria funcione".

"A veces el Gobierno puede tener que decirle a una empresa farmacéutica que fabrique determinados medicamentos para curar a la gente, o tiene que decirle a una fábrica de automóviles que fabrique respiradores para salvar a muchos compatriotas que los necesitan para vivir", ha afirmado Iglesias en una entrevista en Tele 5.

Como siempre, el de Podemos hacía gala de una impresionante demagogia, señalando a las farmacéuticas como si estas no fabricasen ya medicamentos "para curar a la gente" u olvidando que Seat se ha puesto a producir respiradores sin que nadie del Gobierno tuviese que decírselo.

La amenaza del 128

Iglesias ha querido acarar así a lo que se refería con su amenazante mensaje en Twitter en el que citaba el artículo 128 de la Constitución y ha añadido, además, que puede reclamar "sacrificios a algunos particulares para que el interés general de la patria funcione".

Por si esto no fuese suficiente ha mostrado su deseo de que "todas las fuerzas políticas" estén de acuerdo en aplicar de ese modo la Constitución, "que contiene muchos artículos sociales pensados para situaciones extraordinarias".

El de Podemos ha evitado referirse a las diferencias en el seno del Gobierno respecto a las medidas económicas y sociales implementadas para afrontar la crisis derivada de la pandemia del coronavirus pero sí ha reconocido que hay "distintas opciones" y ha incidido en que "todo el mundo sabe lo que piensa cada ministro".

En España

    0
    comentarios

    Servicios