Menú

PP y Vox intensifican su lucha para acabar con el "secuestro" del Congreso

Ambos reclaman reanudar las sesiones de control al Gobierno y las ruedas de prensa para regresar a la actividad parlamentaria.

0
Ambos reclaman reanudar las sesiones de control al Gobierno y las ruedas de prensa para regresar a la actividad parlamentaria.
El Congreso casi vacío durante el Pleno para la prórroga del estado de alarma | Pool

Partido Popular y Vox continúan con su batalla para acabar con el "secuestro" de las instituciones y la suspensión del control parlamentario al Gobierno en plena crisis del coronavirus tras declararse el estado de alarma. Una lucha que mantienen desde hace un mes, sin haber recibido todavía respuesta por parte del Ejecutivo ni de las Cortes.

Ambos partidos dieron la voz de alarma cuando PSOE y Podemos, con mayoría en la Mesa del Congreso, decidieron suspender los plazos de tramitación en las iniciativas parlamentarias, lo que en la práctica supone que el Gobierno no está respondiendo a las preguntas y peticiones de la oposición.

Recuperar las sesiones de control y las ruedas de prensa

"El Congreso no se cierra ni en guerra". Con esta frase pronunciada hace un mes, Cayetana Álvarez de Toledo ya avisó el 10 de marzo de que no se podía cercenar la labor de la Cámara Baja y el control de la oposición, después de que la presidenta el Congreso decidiera aplazar la actividad prevista esa semana cuando el diputado de Vox, Javier Ortega Smith, dio positivo en coronavirus.

En la línea expresada por Álvarez de Toledo, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular exigirá este martes por la tarde en la Junta de Portavoces la "reapertura inmediata del Parlamento", lo que incluye, en primer lugar, "la recuperación de las sesiones de control semanales al Gobierno después de Semana Santa".

Una petición que también realizan desde Vox, que pide poder seguir dando ruedas de prensa desde el Congreso, al igual que el PP. El partido de Santiago Abascal denunció desde el primer momento el "secuestro" del Congreso y el intento del Gobierno de "silenciar a la oposición" eludiendo el control parlamentario.

Ambas formaciones han presentado escritos por separado para que "se levante la suspensión del cómputo de plazos de tramitación de iniciativas", que la Mesa del Congreso acordó el pasado 19 de marzo y que, juicio del PP, "va en contra del artículo 116.5 de la Constitución". Se trata del paso previo para acudir al Tribunal Constitucional, tal y como amenazan con hacer tanto el PP como Vox.

Pedro Sánchez debe comparecer

Los ‘populares’ solicitan que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparezca "para dar cuenta de los cinco últimos Consejos Europeos", y proponen "la asistencia al próximo Pleno del mayor número de diputados posible, respetando las recomendaciones sanitarias de un escaño de distancia entre ellos". Por ejemplo, del PP podrían acudir hasta un total de 45 diputados.

Exigen también la puesta en funcionamiento de todas las Comisiones del Congreso. En cuanto a la de Sanidad, anuncian que pedirán la comparecencia de los miembros del Comité Técnico, cuya composición, funciones y decisiones se desconocen. "Sólo sabemos que su cabeza es el doctor Simón, cuya impericia en la anticipación de la crisis y en su gestión científica posterior ha quedado dramáticamente acreditada", sentencian.

En la reunión que Pablo Casado celebró este lunes con todos sus parlamentarios por videoconferencia, Álvarez de Toledo defendió esta postura explicando que "los diputados no somos de mejor condición que los médicos, enfermeras, policías, guardias civiles, cajeras de supermercado, ni nuestra función es menos importante. Tenemos más responsabilidad que todos ellos. La primera responsabilidad política del país. Y tenemos el deber y por supuesto también el derecho de ejercerla. El Gobierno nos está negando nuestro derecho a ejercer nuestro deber. Esto es antidemocrático. Y esto es anticonstitucional".

En Vox, 16 de sus 52 diputados decidieron acudir este lunes al Congreso, rompiendo el confinamiento, para trabajar desde sus despachos en lugar de teletrabajar en casa, como habían estado haciendo hasta ahora. Entre ellos, Santiago Abascal, Iván Espinosa de los Monteros y Macarena Olona, que lo hicieron con mascarilla y guantes, respetando la distancia de seguridad para evitar contagios.

El partido reclama cumplir con todas las recomendaciones sanitarias que garanticen la seguridad de los diputados y trabajadores de la Cámara. Poco a poco se irán incorporando el resto de representantes del partido, según han anunciado. Con esta decisión pretenden denunciar la suspensión del control parlamentario.

La formación critica que se cerrara el Congreso mientras el Palacio de la Moncloa y el Ministerio de Sanidad ocultaron a sus trabajadores la existencia de focos de contagio del coronavirus "poniendo en riesgo la salud de todos ellos".

En España

    0
    comentarios

    Servicios