Menú

Abascal arranca la precampaña de Vox en Galicia: "Es una oportunidad histórica para tener a Feijoo vigilado"

El partido presenta una campaña "en positivo" con diez medidas centradas en la lengua y en combatir el desempleo.

0

A falta de un mes para las elecciones gallegas y vascas del próximo 12 de julio, Vox ha puesto en marcha toda su maquinaria para intentar lograr entrar en ambos Parlamentos y convertirse, incluso, en determinante para formar Gobierno en Galicia.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha viajado hasta Galicia para arropar a sus cuatro candidatos provinciales y dar así inicio a la precampaña electoral, siendo el primero de los líderes nacionales en hacerlo. Bajo el lema "Galicia es verde", en referencia al color del partido, Abascal ha defendido que los comicios son una "oportunidad histórica para tener a Feijoo vigilado", tal y como aseguró recientemente en una entrevista en esRadio, en la que dijo estar dispuesto a apoyar al actual presidente de la Xunta en caso de ser llave de gobierno.

Desde una nave industrial situada en un polígono de Rebullón, en Mos, Pontevedra, como ya hiciera en el arranque de las elecciones autonómicas y municipales del pasado mes de mayo, el líder de Vox ha presentado las líneas básicas de su programa junto a los candidatos de La Coruña, Ricardo Morado, de Orense, María Jesús Fernández, de Lugo, Sonia Tejeiro y Pontevedra, Antonio Ramilo.

En un escenario completamente verde, con grandes pancartas en las que se podían leer lemas como "Galicia es campo", "Galicia es mar", "Galicia es industria" o "Galicia es familia", Abascal ha proclamado que la región "será verde más pronto que tarde" y se ha presentado como "la alternativa" para que Feijoo "no tenga que estar mirando a las políticas de izquierdas y nacionalistas como ha hecho los últimos años".

Fuentes del partido explican a Libertad Digital que van a llevar a cabo una campaña "en positivo", sin dar prioridad al enfrentamiento con Feijoo, a pesar de lo que consideran constantes "provocaciones" del candidato del PP, que insiste en decir que Vox no tiene cabida en Galicia.

Desde Vox aspiran a tener, al menos, un escaño por La Coruña y no descartan otro por Orense, a pesar de que la mayoría de encuestas les sitúan fuera de la Cámara, al igual que ocurre en el País Vasco. Fuentes de la dirección admiten la dificultad de que su discurso penetre en estas regiones, con importante presencia de nacionalismos o regionalismos, al defender las mismas ideas en todo el territorio español.

Durante el acto, una decena de radicales de izquierda han protestado en los alrededores del edificio al grito de "se os va a acabar" y "esta vez vais vosotros a las cunetas", lo que ha sido denunciado por el propio presidente de Vox, que se ha referido a ellos como "los matones del vicepresidente Iglesias" que han lanzado amenazas "con el visto bueno del ministro Marlaska que ha permitido la intimidación y amenazas durante todo nuestro acto", ha dicho.

Las novedades del programa electoral

Entre las diez medidas incluidas en su programa, la primera hace referencia a la lengua y apuesta por "frenar la imposición del nacionalismo en las instituciones políticas, educativas y políticas" y defender el gallego como "mérito" y no como "requisito" para la función pública, en un claro desafío a las políticas que mantiene el presidente de la Xunta.

El partido apuesta también por la "protección de los trabajadores", situando entre sus prioridades la lucha contra el desempleo que en Galicia alcanza al 12% de la población, llegando al 28% entre los menores de 25 años. Fuentes de Vox aseguran que este será uno de sus principales batallas, junto a las políticas de natalidad en la región que menor número de nacimientos registra de toda España.

Por primera vez, el partido incluye en su programa el término "brecha maternal", en lugar de "brecha de género", para hablar de la "igualdad real de las mujeres" que, según explican desde Vox, se ve afectada cuando las mujeres son madres, no por una cuestión de sexo, sino biológica, admitiendo que esta situación les puede provocar un perjuicio profesional.

La crisis del coronavirus también se hace notar y el partido incluye entre sus propuestas la de incrementar en un 20% el salario de los profesionales sanitarios, además de apostar por un plan de mejora de la Sanidad Pública y de la atención primaria para reducir las listas de espera que se han visto afectadas por la pandemia.

En España

    0
    comentarios

    Servicios