Menú

Junqueras dice que habla todas las semanas con Puigdemont y éste le acusa de deslealtad

El líder de ERC trata de desmentir sus malas relaciones con el prófugo y Puigdemont asegura en un libro que no se fía de él.

0
El líder de ERC trata de desmentir sus malas relaciones con el prófugo y Puigdemont asegura en un libro que no se fía de él.
Imagen de archivo de Oriol Junqueras y Carles Puigdemont | EFE

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado que habla entre dos y tres veces por semana con Carles Puigdemont y que sus conversaciones no sólo son políticas sino que también se interesan por las familias respectivas. El golpista, que disfruta ya del tercer grado, declaró en una entrevista en TV3 que las relaciones con el prófugo son "muy, muy, muy cordiales".

Las declaraciones de Junqueras contrastan con lo vertido por Puigdemont en el libro de memorias M'explico, escrito en colaboración con el periodista Xevi Xirgu y en el que el expresidente de la Generalidad afirma que un año antes del referéndum ilegal del 1-O estuvo a punto de cancelar su convocatoria por las "deslealtades" del entonces vicepresidente autonómico Oriol Junqueras.

Según avanza el digital independentista El Món, en el libro se detalla la falta de confianza de Puigdemont en Junqueras por un cúmulo de deslealtades: "Junqueras me engañó diciéndome que no había pedido verse con Ximo Puig, se reunió a escondidas con Pedro Sánchez, no dice nada e las reuniones, los consejeros de Esquerra no comparten nada, no se pronuncia cuando le pido una lista conjunta (...) dijeron a la CUP que no pasaba nada si no se aprobaban los presupuestos. ¿Pero a qué juegan? No quiero ir a un referéndum unilateral cuando es necesaria la unidad de todos con esta ERC".

A pesar de que es conocida la animadversión mutua entre ambos personajes, Junqueras negó por activa y pasiva la mala relación. También trató de desmentir que tenga malas relaciones con los presos de Junts per Catalunya (JxCat).

En la entrevista con TV3 también se ha reivindicado como una "buena persona" y ha descartado la posibilidad de gobernar en Cataluña con el PSC porque los socialistas "han aplaudido la represión" y "mi cárcel" y "no pueden mirarme a los ojos".

En España

    0
    comentarios

    Servicios