Menú

Pérez-Reverte, sobre Felipe VI: "Es el único dique que nos queda frente al disparate y el putiferio"

El académico, republicano "de la rama dura", alaba al rey, "un sujeto honrado" que "ama a España y cree de verdad ser útil para preservarla".

0
El académico, republicano "de la rama dura", alaba al rey, "un sujeto honrado" que "ama a España y cree de verdad ser útil para preservarla".
Arturo Pérez-Reverte, en una imagen de archivo | EFE

El escritor Arturo Pérez-Reverte ha alabado en su último artículo del XL Semanal a Felipe VI, " un hombre sereno y formado, irreprochable hasta hoy, mucho más Grecia que Borbón", añadiendo que, en su opinión, "es el único dique que nos queda frente al disparate y el putiferio en que puede convertirse esto si nos descuidamos un poco más".

El académico señala que los españoles debemos a Juan Carlos I "un reconocimiento político indudable", aunque éste "se había ido hundiendo en un cenagal paralelo de impunidad y poca vergüenza, de trinque oculto y bragueta abierta, hasta el punto de acabar convirtiéndose en principal amenaza contra su propio legado". Pérez-Reverte afirma que el emérito se lo puso fácil a "quienes pretenden liquidar la monarquía", "pues los sueños húmedos de no pocos protagonistas de la actual política acarician la imagen de un monarca compareciente, no ante un juez, sino ante un parlamento, con ellos en la tribuna y señalando con el dedo".

El autor de El pintor de batallas duda que Leonor "llegue a reinar algún día", afirma que es republicano "de la rama dura, jacobina cuando haga falta: ciudadanos libres, pero leña al mono cuando ponen en peligro la libertad", y agrega que una "república necesita un presidente culto, sabio, respetado por todos. Un árbitro supremo cuya serenidad y talante lo sitúen por encima de luchas políticas, intereses y mezquindades humanas".

Acto seguido, Pérez-Reverte enumera a algunos actores de ese posible casting: "¿Imaginan a ese árbitro supremo, esa autoridad absoluta, encarnados en Pedro Sánchez? ¿En Pablo Iglesias y su república plurinacional de la señorita Pepis? ¿En Mariano Rajoy y su obtusa y pasiva estupidez? ¿En ese payaso irresponsable y transatlántico llamado Rodríguez Zapatero, que desenterró una nueva guerra civil? ¿En la ridícula y embustera arrogancia de Aznar? ¿En un Felipe González al que ahora no se le cae de la boca la palabra España que mientras estuvo en el poder evitó siempre pronunciar? ¿En Rufián? ¿En Torra? ¿En Casado? ¿En Abascal? ¿En Irene Montero?".

El escritor continúa señalando que "los ataques actuales a la monarquía no responden a una reflexión intelectual de pensadores serios, sino al viejo afán centrífugo de demoler un Estado a cambio de golferías particulares, chanchullos locales, demagogias idiotas y argumentos de asamblea de facultad" y remata su artículo elogiando al actual Jefe de Estado: "Estoy convencido de que es una buena persona y un sujeto honrado, y nada hay hasta ahora que me induzca a pensar lo contrario. Creo que es un buen tío, como solemos decir; y nadie que haya cambiado con él dos palabras afirmará lo contrario. Ama a España y cree de verdad ser útil para preservarla en tiempos de tormenta. Hace lo que puede y lo que le dejan hacer".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot