Menú

La nueva consejera catalana de Cultura aboga por reducir la lengua española al ámbito doméstico

Àngels Ponsa se marca como objetivo aumentar la utilización del catalán y convertirlo en el idioma de conexión y uso común.

0
Àngels Ponsa se marca como objetivo aumentar la utilización del catalán y convertirlo en el idioma de conexión y uso común.
Ponsa, en el Parlament. | EFE

La sustituta de Mariàngels Vilallonga en el departamento de Cultura de la Generalidad catalana, Àngels Ponsa, se ha estrenado en el cargo con un alegato a favor de reducir el idioma español al ámbito domiciliario. Ponsa ha apuntado que "debemos alcanzar u acuerdo de ciudadanía porque hay lenguas que se pueden imponer sobre otras" en una velada alusión al amplio uso del español en aquellos ámbitos no regulados por la administración autonómica.

La nueva consejera ha abogado en la emisora pública Catalunya Ràdio por el uso en privado de las "otras" lenguas. "Que cada uno en su casa hable su lengua materna, pero que después la lengua de conexión, la lengua común sea el catalán" ha declarado Ponsa.

Ahonda así en la política de su antecesora, que llegó a quejarse de que en TV3 se hable en español a los invitados que no entienden el catalán. Ponsa considera que el conocimiento del catalán está muy extendido "pero el uso no lo incrementamos de manera suficiente". De ahí que uno de los ejes de la consejería de Cultura vaya a ser la imposición del catalán en todos los ámbitos que por el momento están al margen de las disposiciones lingüísticas del ordenamiento autonómico.

Para ello, ha hecho un llamamiento a los medios públicos y privados, las instituciones y organizaciones como Plataforma per la Llengua, la entidad de comisarios lingüísticos voluntarios que se dedican a denunciar a quienes utilizan el español en público. También se ha quejado de que al no ser Cataluña un Estado "no puede hacer el blindaje que debería hacer sobre la lengua".

En España

    0
    comentarios

    Servicios