Menú

La CUP tapó dos denuncias por agresión y abuso sexual contra uno de sus diputados

Quim Arrufat abandonó el partido en abril del año pasado, tras una segunda denuncia que no fue remitida a la justicia.

0
Quim Arrufat abandonó el partido en abril del año pasado, tras una segunda denuncia que no fue remitida a la justicia.
Quim Arrufat, cuando era diputado, en el Parlamento regional. | EFE

El partido independentista CUP ocultó a la justicia dos denuncias por agresión y acoso sexual contra uno de sus dirigentes más destacados, Quim Arrufat, diputado en el parlamento catalán de 2012 a 2015. La primera denuncia fue por agresión sexual y se produjo en 2014; la segunda, por abuso, en 2018. Pocos meses después, en abril de 2019, Arrufat decidió dejar el partido. Tenía previsto ser el candidato a la alcaldía de Vilanova y la Geltrú pero desistió.

El partido llevó el caso con extrema discreción, hasta el punto de que hasta el domingo no trascendió el nombre del acusado. El diario independentista Ara desveló que se trataba de Quim Arrufat, quien tras apartarse de la política activa, se integró en un "think tank" patrocinado por Jaume Roures y que dirige el exdiputado de Podemos Xavier Domènech.

La CUP decidió tratar las graves acusaciones desde "dentro del partido" y con su propio protocolo, una herramienta que prevé cuatro niveles: 1) comentarios lascivos; 2) exhibicionismo o tocamientos no deseados; 3) violación o prácticas sexuales no deseadas; y 4) violación con fuerza. Arrufat habría incurrido en un comportamiento contemplado en el tercer nivel, según el citado diario. El partido "condenó" a Arrufat a seguir una terapia psicológica para asumir lo que había hecho y a perder cuota mediática.

Nada más trascender los graves hechos, la CUP emitió una nota en la que asegura que "asumimos y reconocemos que se dan casos de agresiones en el seno de la organización y que la CUP no es ajena al patriarcado en general ni a las agresiones machistas en particular". También dice que "reafirma su compromiso claro y firme en la lucha contra el patriarcado y contra las agresiones machistas". En cuanto a la víctima, el partido separatista y antisistema manifiesta que "respeta el anonimato y protección de la persona agredida para evitar victimizarla doblemente".

En España

    0
    comentarios

    Servicios