Menú

El PP se desploma y Vox sube con fuerza tras la destitución de Álvarez de Toledo

Según una encuesta de GAD3, la empresa de demoscopia de cabecera del PP, los populares perderían 18 diputados respecto a los sondeos de julio.

0
Según una encuesta de GAD3, la empresa de demoscopia de cabecera del PP, los populares perderían 18 diputados respecto a los sondeos de julio.
La flamante portavoz popular, Cuca Gamarra. | EFE

La destitución de Cayetana Álvarez de Toledo y el giro que el PP ha venido dando durante el pasado verano han tenido un resultado desastroso para los populares en términos demoscópicos: según la encuesta de GAD3 que publica este lunes ABC los populares se dejan casi cuatro puntos en intención de voto: desde el 27,6% al que llegaron en julio hasta el 23,8% en este momento.

Eso implicaría un desplome importante en el número de diputados de la bancada del PP: si en julio llegaban a 121 e incluso superaban al PSOE, ahora se quedarían en 103 que, eso sí, son 14 más que las que tuvo en las elecciones de noviembre de 2019.

El resultado del PP hay que leerlo además teniendo en cuenta lo que el sondeo pronostica para Vox: los de Santiago Abascal suben con fuerza: si en julio se quedaba en el 11,2% de los votos ahora ya estaría en el 14,6% y en diputados pasaría de 33 a 46, si bien todavía no llega a los 52 que tuvo en las elecciones.

Esta subida de Vox pone en entredicho que la razón de la caída del PP sea, tal y como propone ABC, resultado del escándalo del caso Kitchen y la imputación del exministro Fernández Díaz y parece más razonable pensar que se debe a la política más tibia de los de Pablo Casado en las últimas semanas.

Además, si se tiene en cuenta lo que pronostican los sondeos en Madrid se ve que en esta región la política de confrontación directa contra el Gobierno de Ayuso —o, mejor dicho, del Gobierno contra Ayuso— sí da buenos réditos a la presidenta de la Comunidad de Madrid.

El PSOE sigue siendo el partido más votado

Liderando la encuesta seguiría estado el PSOE, cuya intención de voto también cae —pasa del 29,1% al 27,3%— pero tras el desplome popular en lugar de perder escaños ganan uno: en julio estaban en 117 y ahora tendrían 118, dos menos de los que lograron en las elecciones.

Unidas Podemos, por su parte, mejoraría sus perspectivas pero sin hacerse con todo el voto que se dejan los socialistas: en julio su pronóstico era obtener un 10,1% y ahora es de un 11,3%. Esto significaría que en lugar de 25 diputados podrían llegar a tener 29, que en cualquier caso siguen siendo seis menos de los que tiene en este momento.

Finalmente, Ciudadanos sigue sin rentabilizar su política de acercamiento al PSOE: pese a la caída de los populares los de Arrimadas sólo suben seis décimas y se quedan en un pírrico 5,8%, justo un punto menos que en las pasadas elecciones. Con estos datos el partido naranja estaría en nueve escaños, uno menos de los que tiene ahora.

En España

    0
    comentarios

    Servicios