Menú

El Gobierno se abre ahora a un toque de queda nacional y tantea al PP para un "nuevo estado de alarma"

El ministro Illa asegura que "vamos a analizarlo" y pregunta al PP "si estaría dispuesto a apoyarlo en el Congreso durante más de quince días".

0

El Gobierno está en conversación y "en coordinación" con los mandatarios europeos, como el francés Emmanuel Macron, que han decidido instaurar un toque de queda horario en sus países para atajar la segunda ola de la pandemia de coronavirus. Y esto es lo que ha motivado que hoy el Gobierno abra la puerta a esta posibilidad en España porque "vienen tiempos duros" y "no se puede descartar nada", según aseguran fuentes de Moncloa a Libertad Digital.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha admitido que "lo estamos evaluando" y "estamos abiertos a todos los planteamientos" pero "no está ni mucho menos decidido" sino que simplemente está en fase de "estudio", dado que hay que tener en cuenta "el impacto económico de estas medidas". Una medida que sí ha aclarado Illa que "requiere de un estado de alarma".

Sin embargo, pese a lo prematuro de la futurible medida, el ministro del ramo ha tanteado al PP para conocer "si hay esta opción, si estaría dispuesto el PP y otras formaciones a comprometer su apoyo en el Congreso de los Diputados. Esto sería relevante porque es una medida que podría tener un horizonte temporal más allá de quince días".

Lo que sí ha negado es que la voluntad del Gobierno sea recuperar el mando único del estado de alarma: "No lo estamos contemplando. Nuestro trabajo es no invadir competencias de ninguna administración, coordinarlas con el plan de respuesta temprana. Y constato que las CCAA están tomando decisiones con medidas muy severas y éste es el escenario en el que hay que seguir estando por el momento".

Sin embargo, el "estudio" sobre un posible toque de queda responde a la inquietud gubernamental porque "vienen semanas duras. El invierno del coronavirus ya está aquí", solemnizó Illa al inicio de su intervención en Moncloa en la que dijo que "la segunda ola ya no es una amenaza sino una realidad en toda Europa", ha remarcado. Una situación "preocupante" ante la que ha pedido a los españoles "estar en guardia" y evitar desplazamientos innecesarios.

En España

    0
    comentarios

    Servicios