Menú

El partido de Puigdemont siembra dudas sobre la celebración de las elecciones del 14-F

Los posconvergentes aducen que si no se puede garantizar la celebración de la Navidad, tampoco se pueden dar por hechos los comicios autonómicos.

0
Los posconvergentes aducen que si no se puede garantizar la celebración de la Navidad, tampoco se pueden dar por hechos los comicios autonómicos.
Puigdemont, en una sesión del Parlamento Europeo. | EFE

Junts per Catalunya (JxCat), la formación liderada por el prófugo Carles Puigdemont, se resiste a dar por descontada la celebración de las elecciones autonómicas catalanas el próximo 14 de febrero. La pandemia del coronavirus es la excusa que aducen los consejeros posconvergentes en la Generalidad para mantener abierto y en primer plano el escenario de un retraso electoral.

Fue la portavoz del gobierno regional, Meritxell Budó, quien primero habló de la hipótesis de una suspensión de los comicios. Le siguió el consejero de Interior, Miquel Sàmper, también de JxCat, quien hurgó en la posibilidad de que no pudiera garantizar el derecho al voto de las personas enfermas y sus contactos.

El síndico de agravios, defensor del pueblo autonómico, Rafael Ribó, se sumó a la campaña con un informe presentado en el Parlament con el título El derecho de sufragio activo en las elecciones en el Parlament de febrero de 2021 en el marco de la actual pandemia. En dicho informe proponía la creación de un comité de expertos en salud y derecho electoral que tuviera la última palabra.

El consejero de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Bernat Solé (ERC), encargado de la organización de los comicios, salió al paso de los globos sonda lanzados por JxCat con la colaboración del síndico Ribó, con la promesa de que el 14-F se celebrarían las elecciones y que la votación se facilitaría hasta el extremo de que para votar por correo no haría falta salir de casa, sino que bastaría con entregar la papeleta al cartero.

Las promesas del consejero republicano parecieron acallar las declaraciones de los dirigentes de JxCat, pero este mismo viernes y horas antes de una reunión de todos los partidos para abordar la cuestión, el consejero de Empresa y Conocimiento de la Generalidad, Ramon Tremosa, aseguraba que del mismo modo que no se puede garantizar la celebración de la Navidad tampoco la de las elecciones autonómicas. "Si no podemos hablar de la Navidad, menos aún del 14 de febrero" ha declarado el consejero, quien además ha negado que JxCat tenga interés en retrasar la cita electoral ante los malos resultados que le auguran las encuestas a su formación. Según Tremosa, en las pasadas autonómicas los sondeos eran favorables a ERC y JxCat quedó por delante de la formación de Oriol Junqueras.

Nueve escenarios posibles

La reunión de los partidos ha sido de tanteo y ha ido bien según ERC. La Generalidad baraja nueve escenarios posibles. En dos de ellos las elecciones no se podrían llevar a cabo. Un confinamiento total como en la primera fase de la pandemia o una reducción de la actividad económica con cierre de restauración y comercio similar a la registrada en las últimas semanas obligarían a aplazar los comicios.

Con las restricciones actuales, las elecciones se podrían llevar a cabo. Se descarta celebrarlas en dos días, tal como planteó JxCat, porque eso implicaría cambios legales impracticables. Lo que sí cabe es ampliar una hora el horario electoral y segregar a los electores por franjas horarias. Así, la población de riesgo podría votar a de nueve de la mañana hasta las doce del mediodía. El resto de los electores, hasta las ocho de la noche y partir de esa hora y hasta las nueve, las personas infectadas y sus contactos.

Se mantiene el proyecto de sustituir los colegios electorales por pabellones deportivos y que sobres y papeletas se tengan que llevar de casa. Los partidos han acordado que la decisión final sobre la celebración de los comicios se adopte a mediados de enero.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot