Menú

En memoria de Fernando y Enrique Múgica Herzog

Nos toca a los jóvenes tomar el relevo de vuestros esfuerzos y compromiso con la libertad.

0
Nos toca a los jóvenes tomar el relevo de vuestros esfuerzos y compromiso con la libertad.
Fernando Múgica

"Si comprender es imposible, conocer es necesario, porque lo sucedido puede volver a suceder, las conciencias pueden ser seducidas y obnubiladas de nuevo: las nuestras también." Primo Levi

6 de febrero de 2021

Shalom Fernando y Enrique,

Os escribo a los dos porque eráis uno. Cerebralmente desde niños por vuestra conexión simbiótica. Y, de facto, desde que te arrebataron la vida aquel año en que más tarde me habrías visto nacer, Fernando. Y hoy, veinticinco años después, ponemos tu placa en San Sebastián. No es sino una forma más de demostrar que te recordamos. Tal y como lo es esta carta, con la que quiero daros las gracias a vosotros, los Múgica Herzog que nos habéis legado las libertades y derechos que hasta ahora nos parecen normales en España. En honor a vuestra memoria, yo tampoco olvido. Ni perdono.

También decía Primo Levi que siempre nos queda la facultad de negar nuestro consentimiento. Y en este mundo de inmediateces, me niego a ver cómo se disipan en la memoria de los españoles cuarenta años de terrorismo. Cómo, en consecuencia, se normaliza su traumático legado. No podemos permitírnoslo. Es ingenuo y peligroso, cuando cada día se ven nuevas señales de discriminación y odio, no solo en España sino por todo el mundo.

Nos toca a los jóvenes tomar el relevo de vuestros esfuerzos y compromiso con la libertad. Entre otras cosas para que nadie más tenga que huir ni salir corriendo de su tierra, como lo llevamos haciendo desde hace siglos. Y me refiero al antisemitismo nazi, el mismo tipo de persecución asesina y fascista que más tarde nos expulsó del País Vasco, donde lo único que quedó para reunir a la familia fueron los encuentros en el cementerio.

enrique-mugica-8.jpg
Enrique Múgica

La libertad empieza con el respeto a la vida. Algo que formaba parte de vuestra más profunda esencia como seres humanos. Palpable también en el espíritu luminoso de la Transición democrática de la que ambos fuisteis exponentes. Al igual que entonces, en estos tiempos de pandemia, inclementes para todos sin excepción, debemos llamar a la solidaridad y a la renuncia generalizada de cualquier tipo de egoísmo.

Muchos de los políticos que hoy nos representan encarnan los fantasmas más oscuros de nuestro pasado. Persiguen una lucha ruinosa y desintegradora que consiste llanamente en liquidar al oponente. Errónea y nocivamente enfocada en destruir, en vez de construir. En deshacer, en lugar de hacer. Y, ya de paso, con el apoyo de los etarras y sus colaboradores. De la mano de nuestros asesinos. Y brindando.

No nos dejemos arrastrar en dirección contraria al sentido común por una clase política mediocre e incompetente que solo trae involución. Ojalá su plan de regresión temporal tuviese la intención de apearse en la etapa de la Transición para reavivar los ideales de concordia, justicia y fraternidad entre diferentes que entonces florecieron con la Constitución de 1978. Me temo que su falta de altura y visión implica que se proponen retroceder un poco más y anclarse en lo más corrosivo y doloroso de nuestra historia reciente, el cainismo de la Guerra Civil y su lastre emocional que solo enemista y divide.

En defensa de lo que vuestra generación nos enseñó, y a la vista del grado de ignorancia y desmemoria al que hemos llegado, poner el foco sobre vuestras vidas se hace clave ya que constituyen el más claro ejemplo de que no debemos dar por sentado la vida en democracia que disfrutamos hoy.

Habéis logrado transmitir que, hoy y siempre, en vez de cavar zanjas donde arrojar al adversario, tenemos que labrar los surcos donde germinen y florezcan la igualdad, la fraternidad y las ideas positivas. Bendito legado. Me siento orgullosa y afortunada de llevaros en la sangre. En la cabeza. Y en el corazón. Para no olvidar nunca. Para recordar siempre.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD